Opinión

Elecciones en Colombia

La República de Colombia está situada en América del Sur. Ocupa la posición número 26 dentro de los países más grandes del mundo y el lugar número 7 de los países de mayor extensión territorial de América. Su territorio está conformado por 32 departamentos y la Ciudad de Bogotá, cuyos territorios abarca una extensión superior a los 1.1 millones de kilómetros cuadrados. Sus vecinos son Venezuela, Nicaragua, Brasil, Perú, Ecuador y Panamá. Tiene el privilegio de tener acceso al mar a través del Atlántico, el Pacífico y el Mar Caribe. Su población supera los 49 millones de habitantes y su Producción Nacional Nominal se sitúa en la posición número 4 de América Latina y en el lugar número 28 a nivel mundial.

En 1810, se inició la Guerra de Independencia del Imperio Español, promovida por Camilo Torres y Antonio Nariño, conformándose lo que se denominó “Las Provincias Unidas de Nueva Granada”. A partir de la década de los años 60, surgieron conflictos armados internos que provocaron un largo período de inestabilidad e inseguridad, hasta que en el 2016 el presidente Juan Manuel Santos logra un acuerdo con los grupos armados, poniendo fin a un período de secuestros, torturas y muertes de ciudadanos colombianos por parte de sus propios compatriotas.

En 208 años, Colombia ha tenido 107 mandatos presidenciales, de los cuales 57 han sido elegidos y 50 fueron designados. A partir de 1810, se designa a José Miguel Pey Andrade como presidente y en 1819 asume la investidura presidencial Simón José Antonio de La Santísima Trinidad Bolívar y Palacios (Simón Bolívar) como el primer presidente de Colombia. Con Simón Bolívar nace el Partido Conservador Colombiano y con Francisco de Paula, que alcanzó la presidencia a los 27 años, surge el partido liberal.

En un escrito del Periódico El Tiempo del 7 de agosto de 1998, se describe que en 1953, exactamente el 13 de junio, Colombia tuvo 3 presidentes: en la mañana Laureano Gómez, al medio día Roberto Urdaneta y en la noche el general golpista Gustavo Rojas Pinilla.

Las distintas constituciones colombianas que surgieron a partir de 1821, establecieron distintos requisitos y modalidades para ejercer el derecho al voto. Cabe destacar que la Constitución de 1821, consignó que para poder votar, el ciudadano tenía que presentar una fianza de 100 pesos o tener una profesión, oficio o una empresa. Esto es, presentar credenciales de que era autosuficiente desde el punto de vista económico. Todo esto representaba una limitante para el ejercicio del sufragio. Lo mismo ocurrió con las reformas de 1832, 1910 y 1914. Esta última condicionó el derecho al voto a los hombres mayores de 21 años, que supieran leer y escribir o que tuvieran ingresos superiores a 300 pesos anuales. A la mujer se le permitió votar a partir del 1957.

Con la reforma constitucional de 1991, se estableció que el derecho al voto sería ejercido por todos los ciudadanos que tuvieran la edad mínima de 18 años.

Esta nueva Carta Magna prescribe en el Título VII, Capítulo I, las prerrogativas y funciones del Presidente de la República, entre las cuales se destaca el compromiso de garantizar las libertades y derechos ciudadanos, así como comandar las Fuerzas militares y designar a ministros, directores de departamentos, y otros cargos de la administración pública.

El 27 de mayo de 2018, Colombia celebró sus elecciones presidenciales y vicepresidenciales, con la participación de 5 candidatos: Iván Duque, de Centro Democrático; Gustavo Petro; Sergio Fajardo, Germán Vargas Lleras y Humberto de la Calle por el Partido Liberal.

Más de 36.7 millones de electores estaban hábiles para ejercer su derecho al voto, de los cuales ejercieron el sufragio 19.6 millones, lo que equivale a un 53.38%, consideradas como una de las participaciones más altas de los últimos procesos electorales presidenciales. Los últimos sondeos de opinión señalaban a Ivan Duque como favorito, predicción que se materializó al quedar en la primera posición con un 39%, superando a su más cercano contendor, Gustavo Petro, que obtuvo el 25% de los votos válidos emitidos, seguido de Sergio Fajardo con 23.7%, Germán Lleras con 7% y Humberto de la Calle con apenas en 2%. El conteo realizado por la Registraduría Nacional, fue dado a conocer 2 horas después de finalizadas las votaciones.

El proceso electoral se caracterizó por la “irrelevancia de los partidos políticos, la abundancia de encuestas y debates y lo profundos sentimientos de rabia hacia la política tradicional”, según lo destaca la Revista Semana en su edición del 27 de mayo al 3 de junio de 2018.

Es importante destacar que al iniciar la campaña, a mediados del año 2017, ninguno de los candidatos que alcanzaron la primera y segunda posición (Duque y Petro), se perfilaban como favoritos. En sus inicios, los analistas pronosticaban que los protagonistas serían Oscar Iván Zuluaga, de la derecha, que pertenecía a los uribistas, y de la izquierda el candidato del Partido de las FARC. La realidad es que Duque y Petro deberán enfrentarse en tan solo 3 semanas, esto es, el 17 de junio de 2018, a una segunda vuelta electoral, para elegir quien será el sustituto de Juan Manuel Santos.

Al parecer, la segunda vuelta del 17 de junio no será definida por alianzas, ni por endosos de las grandes maquinarias, sino por la presentación que hagan Duque y Petro ante un electorado que ha decidido votar con absoluta independencia, en función de las propuestas de cambios profundos que demanda la sociedad colombiana.

Ivan Duque, representando la Derecha, y Gustavo Petro representando la Izquierda, deberán convencer al 35% de los votos obtenidos por los candidatos que alcanzaron las últimas posiciones en el tablero electoral. Será una lucha histórica, sin precedentes, donde el candidato de Centro Democrático, Ivan Duque, tiene una percepción de triunfo de un 54%, según una encuesta de la empresa Invamer, realizada para la cadena Caracol Televisión. De todas maneras, lo más importante es que estas elecciones colombianas consolidan la democracia en ese país suramericano y ponen de relieve que los ciudadanos con derecho a voto de esa nación, no se dejaron influenciar de los partidos tradicionales y votaron en función de sus expectativas y de las ofertas de los candidatos.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas