Opinión

En nuestros días, indudablemente, el internet y las redes sociales ganan terreno a los medios tradicionales, hasta posicionarse como instrumentos de gran preferencia, especialmente entre las y los jóvenes, al facilitar el seguimiento a las gestiones de los gobiernos, al informar sobre las diversas actuaciones de las autoridades del Estado, y en general, para acercar a las personas información sobre asuntos relacionados con todo el ámbito público.

Tenemos razones para convencernos de que nos encontramos en una época completamente inmersa en el terreno de las nuevas tecnologías, las cuales han transformado nuestro horizonte social a partir del asalto de un nuevo panorama de difusión de la información. Este cambio, repercute de tal manera en el diálogo de la comunicación política de nuestro país, que es innegable pensar la vida pública sin su mediación. Incluso, la presencia de estas herramientas en la vida política de países democráticos como el nuestro, conforma un elemento más para enriquecer el debate público, no hay un solo día en que las redes sociales dejen de impactar en la arena política mundial.

Un trabajo de la revista de comunicación Vivat Academia, ha planteado el debate académico sobre los efectos de las TIC en la política. Explorando una discusión sobre los elementos conceptuales y el marco analítico de la Comunicación política electoral digital en democracia, que sirvió como punto de partida para después analizar el uso y la presencia en las redes sociales digitales que tuvieron los diferentes partidos políticos y coaliciones durante la campaña electoral de 2015 en la Ciudad de México, comparando los resultados electorales de las principales formaciones políticas, para arribar a conclusiones sobre los resultados obtenidos en el marco de la discusión teórica planteada.

Pew Internet & American Life Project revela que en EEUU, cerca del 54% de los cibernautas estadounidenses utilizaron las redes sociales, de manera específica Twitter y Facebook, para conectarse con la campaña en 2011. En 2012, la Red siguió creciendo en tanto, que se convirtió en fuente de noticias sobre la campaña presidencial para ese año. Estas cifras, que evidentemente crecieron en muy breve tiempo, revelan que las tecnologías basadas en redes digitales han jugado y lo seguirán haciendo cada vez más un papel muy relevante, si bien no determinante, en el rumbo de la política, los partidos y los procesos electorales en todo el mundo.

El periodista es el hilo conductor en la construcción de la agenda cívica, de ahí la importancia de que pueda desarrollar criterios y establecer estrategias de trabajo para la cobertura informativa de calidad. Incorporando elementos para el análisis de la audiencia en tiempos de campaña electoral.

Es nuestra tarea, aplicar las herramientas de estadística inferencial y matemáticas que nos permitirán poner bajo escrutinio las encuestas electorales, y detectar prácticas de fraude y manipulación. Los periodistas debemos estar en capacidad de desarrollar criterios y establecer estrategias de trabajo para la cobertura de noticias de calidad incorporando elementos para el análisis de la audiencia durante los períodos de campaña.

Se enriquecerá el debate político dominicano, una vez que estemos en la disposición de organizar debates entre los candidatos, optimizando las aptitudes para encarar entrevistas, confeccionar hojas de vida, perfiles, analizar planes de gobierno y cruce de información. Es un desafío la precisión, en tiempos de cobertura electoral y la detección de fallas.

Noticias Relacionadas