Del Partido

Expresiones de conmoción y solidaridad con el ministro de Cultura y dirigente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) Eduardo Selman, caracterizaron la misa que en memoria de su madre, señora Matilde Hasbún viuda Selman, fue oficiada en Nueva York con la presencia de autoridades diplomáticas y consulares, líderes de organizaciones profesionales y comunitarias, funcionarios neoyorquinos estatales y municipales.

Selman, quien C es miembro del Comité Político y Secretario de Dominicanos en el Exterior del PLD estuvo acompañado por su esposa Gloria de Selman (Llolly) en el acto religioso efectuado la noche del sábado en la Iglesia La Encarnación, situada en el 1290 de la avenida San Nicolás, en el alto Manhattan, la cual estuvo abarrotada no obstante ser una noche “lluviosa y fría”.

Una amplia delegación de la misión dominicana ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estuvo encabezada por el embajador representante permanente Frank Cortorreal, quien asistió en compañía de su esposa, señora Minerva de Cortorreal y el embajador alterno Marco Montilla, mientras el cónsul general Carlos A. Castillo estuvo acompañado por varios vicecónsules y auxiliares consulares.

Asimismo el diputado de ultramar Rubén Luna y Guillermo Linares, ex concejal y actual presidente de la Corporación Heigher de Servicios a la Educación (HESC por sus siglas en inglés), la cual administra un elevado presupuesto para becas para estudiantes de escasos recursos económicos anualmente.

El cónsul Castillo en compañía del diputado Luna fue llamado al altar para expresar su solidaridad ante la feligresía con la familia Selman Hasbún por la muerte de doña Matilde, a quien le sobreviven además de Eduardo Selman, sus hijos Jorge y Abraham, quienes no estuvieron presentes por encontrarse en Santo Domingo, donde también fue oficiada una misa al cumplirse el primer mes del sensible fallecimiento.

La celebración de la misa estuvo a cargo del sacerdote Edwin Bonifacio, quien en su homilía exhortó a los feligreses a mantener siempre su fe en el Espíritu Santo y profesar el amor y el servicio a los demás. “Es un orgullo que las autoridades de la República Dominicana se hayan dado cita en la misa que oficiamos en memoria de la señora Matilde Hasbún viuda Selman, sobre todo porque esta Iglesia es frecuentada más por la comunidad dominicana”, subrayó.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas