Internacionales

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, condecoró al jefe de Estado haitiano, Jovenel Moise, con la orden Brillante Jade, la más alta distinción entregada a los mandatarios extranjeros.

La orden reconoce el apoyo brindado por esta nación caribeña a ese territorio de China y el esfuerzo de los países por mantener relaciones bilaterales con Taiwán.

Por su parte, el mandatario haitiano entregó a Tsai Ing-wen, la Gran Cruz de la Orden Nacional de Honor y Mérito, máxima distinción de Haití, establecida en 1926, por méritos sobresalientes en beneficio del país.

Moise que realiza una visita oficial a Taiwán, se reunió el martes con Tsai y, según su agenda, la mesa de negociaciones incluyó áreas de colaboración como energía e infraestructuras.

En su cuenta en la red social Twitter, el mandatario afirmó que se debatieron enérgicamente una serie de cuestiones importantes relacionadas con el fortalecimiento de la cooperación bilateral.

También entre los objetivos de Moise se encuentra la construcción de unos cuatro mil kilómetros de infraestructura vial, a razón de 100 kilómetros anuales por departamento en los próximos cuatro años, y según la prensa local, para esto necesita de la colaboración taiwanesa.

Durante su visita, el presidente haitiano sostendrá reuniones en varios ministerios y compañías públicas, incluida Taiwan Power, la compañía nacional de electricidad, la estación de energía de Mingtan en Nantou y el parque de ciencias de Taichung.

Noticias Relacionadas