Internacionales

Diálogo, seguridad y paz, prioridades de las familias en Nicaragua

La mayoría de las familias nicaragüenses quieren diálogo, seguridad y paz para construir un futuro mejor, aseguró hoy la vicepresidenta Rosario Murillo, ante la ola de violencia que persiste en el país hace dos meses.

Todos queremos seguridad, acuerdos verificables, un diálogo nacional que nos ayude a restaurar la paz, procurar la justicia que demandamos, y al mismo tiempo, proponernos otros planes de trabajo, afirmó Murillo.

Aseguró que los connacionales tienen el desafío de reencontrarse para trabajar juntos por un presente y un futuro mejor, donde sepan escucharse y tomar en cuenta todos los puntos de vista.

Queremos vivir como hermanos, en libertad, con dignidad y en fraternidad, añadió la vicemandataria nicaragüense.

Por otra parte, Murillo reiteró que el gobierno continuará con las denuncias de actos de terrorismo perpetrados por grupos delincuenciales. En ese sentido condenó el reciente secuestro de dos cisternas de combustible en Jinotepe, las cuales amenazaron con explotar.

Una barbaridad, terrorismo puro, un atentado contra la vida; seguiremos denunciando esos actos salvajes, esos crímenes de odio, y exigiremos castigo para los responsables, afirmó.

El gobierno apuesta por el diálogo nacional para superar la crisis, sin precedentes en la última década.

La opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia condicionó su participación hasta tanto el Ejecutivo no invite a la Organización de las Naciones Unidas, la Unión Europea y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Una escalada de violencia estalló el 18 de abril en medio de protestas contra reformas gubernamentales al seguro social, más tarde derogadas, pero que no detuvieron las manifestaciones.

De acuerdo con observadores, tales reformas sirvieron de pretexto para poner en marcha un plan dirigido desde el exterior con el objetivo de desestabilizar la nación y provocar el derrocamiento del gobierno.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas