Hablan los hechos

Asimilar lo nuevo conservando lo mejor de lo viejo

Una de las particularidades propias del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), que le dieron fortaleza como organización y simpatía en la población convertida posteriormente en electores, es su discreción.

Las discusiones de los temas y problemáticas que les eran inherentes se hacían en los organismos y se informaba lo que se acordaba.

Es una tradición que se sigue en el Comité Político. Se discuten los temas, siguiendo el Reglamento Parlamentario, las exposiciones y conclusiones se asientan en un acta y de lo tratado se hace un resumen a los medios de comunicación, cuyos representantes hacen preguntas y el vocero, por lo general, el secretario general, Reinaldo Pared Pérez, las responde.

Muchas de sus conclusiones refieren asuntos administrativos o simplemente se informan a los organismos u órganos correspondientes para su aplicación.

El militante formado en las filas del PLD, que ahora tiene posición de dirigente, conoce eso y por ello, actuando con prudencia, hace reserva de sus opiniones para darlas a conocer en su organismo.

La inercia partidaria, por un lado y la profusión de medios de comunicación, incluyendo naturalmente, las redes sociales, ha venido a violentar una regla de oro en el PLD, la discreción y el hablar en los organismos.

Es en realidad un grave problema, tratado desde diferentes vertientes en el VIII Congreso Ordinario Comandante Norge Botello, pendiente de aplicación de muchas de sus resoluciones y conclusiones.

Da pavor leer y en muchos casos escuchar la referencia de algunos miembros de nuevo cuño del PLD o a viejos militantes desviados de normas estatuidas, referirse de manera despectivas a funcionarios, ex funcionarios, congresistas o dirigentes partidarios.

La mística peledeísta enseñó a guardar respeto a sus dirigentes, aunque se tuviera contradicciones. Se recuerda el gesto de ponerse de pie cuando llegaba al sitio de la reunión un miembro de un organismo de dirección, Una simbología tomada de la disciplina militar, que imponía respeto.

Esta práctica se llevaba de forma rigurosa pese al Profesor Juan Bosch explicar y establecerlo en los folletos de formación política, que la mayor categoría de un peledeísta o una peledeísta era la de ser miembro.

Errores en enfoques periodísticos sobre el PLD

La condición de partido en el gobierno, con mayoría en el Congreso Nacional y la municipalidad, convierten al Partido de la Liberación Dominicana en la principal fuente noticiosa política de los comunicadores y medios de comunicación.

Es lo que explica los análisis, comentarios y reportajes sobre el Partido de la Liberación Dominicana, que en mucho de los casos, entran en contradicción con lo que se sostiene a lo interno del Partido.

No restamos calidad a las proyecciones que pudiera hacer un editor o analista, porque se trata de profesionales de experiencia, que en base a los hechos conocidos, realizan sus presagios.

El propio desarrollo de la Internet ofrece a estos analistas y reporteros las facilidades para sustentar sus escritos y – o vaticinios. Aplicando las resoluciones de su más reciente Congreso y acorde al desarrollo tecnológico, desde la Secretaría de Comunicaciones, todo lo del PLD se ha colocado en Línea, usando los portales del Partido y a Vanguardia del Pueblo.

Actuales y pasados estatutos, reglamentos, resoluciones, discursos, reseñas de actividades, todo está en línea, de donde se alimentan las historias periodistas, análisis y elucubraciones.

Porque los autores no son militantes del PLD en muchos de esos enfoques yerran, como ha sucedido recientemente con dos situaciones.

Se ha presentado el caso de las suspensiones provisionales de los titulares de las secretarias de Organización y Finanzas. Se ha explicado que ha sido una decisión del coordinador del Secretariado del PLD, en este caso el Secretario General, cuya decisión tiene que ser conocida por el Comité Político para su ratificación o rechazo.

A nivel periodístico erróneamente se está afirmando que se tienen candidatos para ocupar esas posiciones, Los titulares de secretarías deben ser primero, miembros del Comité Central, es decir que es este organismo quien los escoge y para tal debe ser convocado.

Las secretarías como órganos de trabajo del Comité Central es un colectivo, que como tal, puede escoger un sub secretario con funciones de secretario para que coordine los trabajos de esa estructura.

El otro enfoque errático es sobre la dirección del PLD. El artículo diez de los Estatutos del Partido de la Liberación explican en donde radica la alta dirección del Partidos, que es en su Congreso. (ARTÍCULO 10: El Congreso es el más alto organismo de dirección del Partido y está integrado por todos los miembros del Comité Central, los Presidentes de los Comités Provinciales, Municipales, Intermedios, de Bloques de Comités Intermedios y de Circunscripciones Electorales y de las Seccionales), que entre otras funciones tiene la faculta de “Aprobar o modificar los Estatutos del Partido” (Literal C).

El Comité Central es la dirección e instancia superior del Partido después del Congreso y el Comité Político es el organismo ejecutivo del Comité Central, que entre otras funciones queda responsabilizado para “ disponer las medidas que aseguren el cumplimiento de las tácticas generales establecidas por el Comité Central y de los objetivos estratégicos establecidos por el Congreso” y “Tomar las decisiones de lugar en todos los casos que, a su juicio, puedan afectar la vida del Partido e informar de ellas al Comité Central”.

Entendiendo que una de las características esenciales de los procesos políticos es el cambio, debemos dar apertura y facilitar las transformaciones pero recordando que en el fondo se acepta lo nuevo, conservando lo mejor de lo viejo.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas