Internacionales

La calma reina Puerto Principe a pesar del llamado a huelga general de organizaciones populares, que demandan la excarcelación de los detenidos tras los actos violentos del 6 y 7 de julio.

Comercios y establecimientos privados y estatales prestan servicios normalmente, así como los vehículos y eL transporte colectivo, y las vías están custodiadas con una fuerte presencia policial.

La víspera organizaciones sociales y políticas convocaron a un paro general y llamaron a la población a mantenerse en sus hogares y cesar las actividades laborales.

Entre los principales reclamos del Movimiento 22 de enero, el partido político Rasin Kan Pep la, la Unión de Normalistas Haitianos, entre otras, destaca el reclamo de mil gourdes diarios de salario mínimo (cerca de 15 dólares), así como el arresto de los implicados en el despilfarro de unos tres mil millones de dólares de los fondos de Petro-Caribe.

De igual manera exigen la renuncia del actual mandatario, Jovenel Moise, y la reparación para las familias cuyos hogares fueron destruidos a inicios del julio en la comunidad de Pelegrin 5, en las afueras de la capital, por orden del comisionado de Puerto Príncipe, Ocnam Dameus.

El Ministerio de Justicia y Seguridad Pública condenó en un comunicado el comportamiento de «algunas personas malintencionadas que buscan crear un clima de pánico generalizado en el país».

Asimismo, señaló que la Policía Nacional fue instruida para tomar medidas contra cualquier «elemento perturbador», e instó a la población a realizar sus actividades normalmente.

Horas después del llamamiento a paro general, el presidente de la Cámara de Diputados, Gary Bodeau, pidió al jefe de Estado acelerar el nombramiento de un primer ministro y construir un gobierno que regenere la esperanza y traiga paz duradera a las calles.

Desde la renuncia del ex jefe de Gobierno, Jack Guy Lafontant, el 14 de julio pasado, Haití permanece sin poder Ejecutivo, una situación que, de acuerdo con Bodeau, puede resultar en una profundización de las frustraciones y exacerbar las inconformidades sociales y políticas, lo que resulta peligroso para la estabilidad del país.

Credito: Foto archivo de CNN

últimas Noticias
Noticias Relacionadas