Opinión

¿Por qué la tragedia al final de la odisea del embarazo? Desconcertantedesenlace, en el instante de la historia donde la tecnología ha elevado la productividad de los servicios de salud por encima de la capacidad humana para consumirlos. Pero, además resulta risible, debido a que por tecnología necesaria para reducir la muerte maternaen los centros de salud, solo se refiere a: balanza, cinta métrica, historia clínica perinatal, formulario de clasificación del riesgo obstétrico, partograma, esfigmomanómetro y estetoscopio, cinta reactivas de urianálisis para determinar presencia de proteínas en orina, sonógrafo y cultivos. Recomendaciones del Centro Latinoamericano de Perinatología, Salud Sexual y Reproductiva de la Organización Panamericana de la Salud.

El indicador de muerte materna desnuda el funcionamiento de los Sistemas de Atención a la Salud (SAS). Para hacer una aproximación al tema basta reflexionar sobre las características de los Servicios de Salud ofertados en los Centros de Atención lo componen. Para lo propio, es valedera la investigación realizada por Sheila Báez, con el título, Análisis De Género En La Mortalidad Materna De República Dominicana, auspiciada por el Ministerio De Salud Pública, el Centro De Estudio De Género de INTEC y el Fondo De Población de las Naciones Unidas.

Desde la presentación, la investigación plantea explícitamente la existencia de condicionantes de la mortalidad evitable, tanto socioculturales, incluido el género; como clínicospropios de los servicios, dejando implícito el factor complejo, estructural, ateniente al funcionamiento integral de los centros de salud. “Existen condicionantes sociales estructurales que, unidos a factores clínicos resultan cada año en la muerte evitable de gran cantidad de mujeres durante el embarazo, el parto, el postaborto o el puerperio”, señala el informe.

El factor estructural implícito, condicionante del funcionamiento del SAS, se percibe desde el momento seleccionarpara la investigación los expedientes clínicos de las pacientes fallecidas. Resalta con el cuidado dado al registro de los datos que garantizan lacontinuidad de la atención. En el100%se observó falta de registros de datos, teniendo que descartarse el 50% de los expedientes, pues, la deficiencia de información hacía imposible dar seguimiento a la trazabilidad de la atención prestada.

Las causas de muerte materna encontradas en el estudiono son diferentes a las establecidas por el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica. El 33% sepsis generalizada secundaria a aborto, el 17% ACV hemorrágico secundario a HTA crónica, el 33% shock hemorrágico y 17% edema e hipoxia cerebral a consecuencia de meningoencefalitis de P/B origen viral. Mujeres que recibieron entre dos y cuatro consultas prenatales, y cursaron con varios días de ingreso en los centros de atención.Por lo que las causas de muerte están asociadas a la calidad de los servicios recibidos.

Al analizar las demoras en la atención, se observó en el 67% de los casos obstáculos para acceder a los servicios de salud o para el referimiento oportuno a un nivel de atención de mayor complejidad. Las demoras por fallas en la calidad humana de la atención recibida, la calidad técnico-científica de la prestación de los servicios y la calidad-eficiencia de los aspectos organizativos y administrativos del centro de salud fueron comunes en el 100% de los casos. Observándose en este sentido desde, falta de suministro y retraso en la administración de medicamentos, pasando por las fallas en el seguimiento médico especializado y, elemento común, la falta de coordinación entre los diferentes departamentos del centro de atención.

Al analizar los eslabones críticos de la atención,se observanomisiones, incumplimientos o falta de calidad en los procedimientos médicos llevados a cabo en el 100% de los casos de la investigación: en el 67% de las fallecidas no se efectuaron correctamente los servicios de educación y consejería yen el 67% no hubo detección de problemas de salud en pacientes con hasta cuatro chequeos prenatales.

Para colofón, el análisis de los expedientes evidenció que el personalmédico no detectóla condición de alto riesgo obstétrico en el 33% de las fallecidas, a pesar de estar hospitalizadas; y en el 66% no efectuó referimiento oportuno ante la falta de insumos y equipos necesarios para una adecuada atención. Finalmente, en el 100% de los casos se identificaron fallas en el manejo adecuado tanto del parto, como de la emergencia obstétrica, y en el 67%fallas en la de alta prematura y en el seguimiento médico posterior al parto.

Todo lo expuesto fue comprobado a través de la observación directa y verificado con las entrevistas a personal de salud, usuarias de los servicios y familiares; y a grupos focales realizados con mujeres, hombres, personal de hospital y de las UNAP. Los hallazgos encontrados son: a) desconocimiento sobre los derechos de las pacientes y violencia obstétrica, b) baja calidad en la atención, c) prolongados tiempo de espera para recibir la atención, d) tiempo insuficiente de interacción médico-usuaria, e) incumplimiento de normas y protocolos, f) información, consejería y suministro insuficiente de métodos anticonceptivos, g) falta de medicamentos, insumos y equipos necesarios y h) incumplimiento de ordenes médicas por parte del personal de enfermería.

Si este comportamiento de los centros del SAS está ocurriendo con el seguimiento del embarazo de la mujer, ¿qué no pasará con las demás patologías? Ya que no son objeto de supervisión, nacional e internacional, por no ser indicadores-país.

Los diversos planes y estrategias implementados para llevar el indicador de mortalidad materna a la media latinoamericana en los centros del SAS, es evidente que no han surtido el efecto esperado, por lo que no es descabellado concluir en la existencia de un situación estructural sistémica que condiciona el funcionamiento de los Centros como empresa productora de Servicios de Salud, lo propio será abordado en la próximaentrega.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas