Hablan los hechos

Por el predominio de la prudencia y la sensatez

“Agradezco de corazón la llamada de solidaridad con mi persona que nos acaba de hacer @LeonelFernandez” escribió Reinaldo Pared Pérez en cuenta de Twitter la tarde del pasado jueves.

Completó su mensaje apuntando: “No esperaba otra reacción de él. Como siempre, solidario, noble, amigo y compañero. Gracias Presidente!”.

Ese es el modelo del militante y dirigente del Partido de la Liberación Dominicana, como lo moldeó el Profesor Juan Bosch.

En términos político – jurídicos enfrentados por diferencia de criterios con relación a la inconstitucionalidad o no de la inclusión de la celebración de las elecciones primarias en la Ley de Partidos, y se aparta un tiempo para el intercambio solidario.

En la víspera ante el pleno del Senado de la Republica Pared Pérez advirtió sobre una campaña injuriosa, difamatoria y perversa, que se teje en su contra, que inició dos o tres semanas atrás divulgando la falsa versión de que se le había despojado del visado de los Estados Unidos.

En el debate suscitado en la Cámara de Diputados cuando se pretendió que se priorizara en la agenda del día un tema manoseado, lleno de inexactitudes y contradicciones para que se designara una comisión para investigar los pagos a trabajos publicitarios de empresas vinculadas al publicista Joao Santana, se produjo una responsable y unificada reacción de la bancada peledeísta, cuyos integrantes dieron la cara y levantaron la voz en defensa del gobierno del Partido.

Ese es el PLD forjado al fragor de la lucha, del trabajo político, combinado con una meticulosa formación política con acentuación en la historia crítica del país y los aspectos fundamentales de la organización y la disciplina partidaria.

Los casos presentados permiten reafirmar la madurez y experiencia predominante en la dirección política peledeista que constituyen una garantía de la unidad partidaria, concepto al que se debe apelar para hacer frente a la fuerte embestida de sectores de la oposición y foráneos, que se han trazado como meta debilitar la fortaleza de las filas moradas.

Poner tema en la agenda

Los planes en contra del PLD y del gobierno están a la vista, no se requiere tener la categoría de experto o cientista social para descubrir la alianza de políticos opositores con sectores económicos que se han propuesto desplazar del gobierno al PLD.

En el Congreso se ha puesto de manifiesto estos detalles con denuncias alegres, sin fundamento, solo para lanzar dardos, por aquello de que “mientes, mientes que algo queda”.

Se acude al Ministerio Público con la petición de que se investigue el pago a determinadas agencias de publicidad y manejo de imagen, mientras se insiste en la Cámara de Diputados para que se designe una comisión que investigue dichos casos. Esa duplicidad de acciones en una instancia de la justicia y en el Congreso, delata que es otra cosa lo que se busca, no la transparencia, como se alega.

Una avería en las tuberías internas de un centro clínico genera la caída de un segmento del plafond o techo ligero de un consultorio, insinuando con ese incidente, común en oficinas o apartamentos, que es una debilidad del sistema sanitario.

En decenas de ocasiones se ha explicado cómo opera la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode), que no es un negocio privado, sino iniciativa a favor del desarrollo del país, concebido para la formación profesional de jóvenes, el fomento de la cultura en un sentido amplio y un espacio para el debate de las ideas, y ahora, buscando espacio en los medios, se recurre al tremendismo de cuestionar la procedencia de los recursos invertidos, maniobra que nos hace recordar del refranero aquello que “el ladrón juzga por su condición”.

Los hechos comprueban la existencia de planes con el objetivo embarrar y desacreditar la figura del Presidente de la República, del gobierno del Partido de la Liberación, del propio Partido y su liderazgo.

Se entiende como parte de ese macro plan las afirmaciones coincidentes de analistas políticos que escriben para medios adversos al gobierno exagerando la situación interna en el PLD, la que presentan como” grandes enfrentamientos”, “serios problemas” y que se ha “minado su credibilidad”.

Son estos mismos políticos, que no logran disfrazarse en sus escritos, que pidiendo peras al olmo, imploran a los sectores opositores para forzar una supuesta concertación política que se utilice para enfrentar al PLD y su gobierno.

El objetivo es buscar “las sinergias necesarias para superar el inmenso control del Estado y social que mantiene el PLD”, como lo dijera un veterano político, que escribe en entregas sabatinas, disfrazado de analista de temas políticos.

En las horas cercanas a la fecha de aniversario de la instalación del gobierno recordamos los resultados favorables de la unidad en la diversidad, mostrándonos confiados que nuevamente la sensatez y la prudencia predominaran en la principal obra política del Profesor Juan Bosch.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas