Internacionales

Cooperación Sur-Sur es clave para la Agenda 2030

La secretaria general adjunta de la ONU, Amina Mohammed, aseguró hoy que los países en desarrollo resultan actores clave para la Agenda 2030 y con su liderazgo, desempeñan un rol importante en la transformación global.

Ahora debemos identificar y alentar las áreas donde la cooperación Sur-Sur puede ser más efectiva y tener un impacto duradero, dijo en un evento celebrado en esta sede con motivo del Día de la ONU para la Cooperación Sur-Sur.

Hace 40 años en esta fecha, los países del sur global imaginaron un mundo en el cual el conocimiento y la experiencia que poseían podrían utilizarse para promover la cooperación técnica entre ellos, recordó.

Reunidos en Argentina, adoptaron el Plan de Acción de Buenos Aires para Promover e Implementar la Cooperación Técnica entre Países en Desarrollo (BAPA), que marcó el comienzo de una nueva fase de cooperación, valoró la alta representante de la ONU.

Además, añadió, acordaron solicitar al sistema de Naciones Unidas que colabore en ese empeño.

Impulsado por un espíritu de solidaridad, respeto por la soberanía nacional y una asociación equitativa, BAPA personificó el deseo del mundo en desarrollo de promover el intercambio de soluciones nacionales como complemento de la cooperación Norte-Sur, indicó Mohammed.

Desde ese acuerdo histórico, hemos visto un aumento en la cooperación Sur-Sur y triangular, y los países en desarrollo se han convertido en actores claves en la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, añadió.

En ese sentido, destacó la diversidad y riqueza de sus prácticas y experiencias, las lecciones que ofrecen para construir agendas comunes a nivel global y regional, y el liderazgo que promueven, en especial, a nivel local.

Todo ello ha contribuido a la transformación global, de hecho, el aumento del comercio mundial durante la última década fue en gran parte impulsado por el incremento de esa actividad entre los países en desarrollo.

Durante los últimos tiempos, detalló, se han establecido nuevas instituciones multilaterales dedicadas a la cooperación Sur-Sur, y especialmente a la financiación de esas actividades.

Estas tendencias son poderosos recordatorios de la oportunidad y la capacidad que existe en el Sur, recalcó la secretaria general adjunta de la ONU y llamó a identificar las áreas donde la cooperación Sur-Sur puede ser mayor.

Asimismo, se refirió a cómo los mecanismos de mediación liderados por el sur para la prevención de conflictos continúan siendo efectivos.

“Sin embargo, somos conscientes de que aún queda mucho por hacer para aprovechar al máximo el potencial de colaboración y asociación Sur-Sur”.

Precisamente dentro de unos meses, del 20 al 22 de marzo de 2019, se realizará en Buenos Aires la segunda conferencia de alto nivel de Naciones Unidas sobre Cooperación Sur-Sur (Conferencia BAPA + 40).

últimas Noticias
Noticias Relacionadas