Medio Ambiente

Impuestos a las emisiones de CO2 en Canadá

El Gobierno canadiense presentó su plan para gravar con un impuesto las emisiones de carbono, como parte de su plan de lucha contra el cambio climático, a pesar del rechazo de varias de las provincias del país.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, detalló los planes de su Gobierno que incluyen establecer un precio inicial de 20 dólares canadienses (15,3 dólares estadounidenses) por tonelada de carbono emitida, según reporte de las agencias de prensa internacionales desde Toronto (Canadá).

El impuesto se aplicará a la gasolina, gas natural y propano y otros combustibles de origen fósil, y, por ejemplo, supondrá un aumento del coste del litro de gasolina de 4,42 centavos de dólar canadiense (3,4 centavos de dólar estadounidense) en el primer año. El impuesto aumentará anualmente hasta llegar a 50 dólares canadienses (38 dólares estadounidenses) por tonelada emitida en 2022.

Para entonces, el Gobierno canadiense prevé que las emisiones de gases con efecto invernadero se reducirán entre 50 y 60 millones de toneladas al año gracias al plan.

Pero las provincias de Ontario, Manitoba, Saskatchewan y Nueva Brunswick han rechazado el programa federal o establecer su propio programa para gravar con un impuesto las emisiones.

En estas cuatro provincias, el Gobierno federal recaudará el impuesto y devolverá a los consumidores del 90% de los ingresos obtenidos directamente de los canadienses a través del programa.

Según los cálculos del propio Gobierno canadiense, los habitantes de las cuatro provincias que se han negado a implementar el plan, recibirán más dinero por parte de Ottawa que lo que pagarán con el nuevo impuesto.

El primer ministro canadiense negó que la devolución del dinero recaudado con el impuesto sea una medida para ganar votos de cara a las próximas elecciones generales que se celebrarán en 2019.

Trudeau también retrasó en cuatro meses la fecha de inicio del programa, lo que justificó como una medida para permitir que las provincias se preparen para los cambios.

El primer ministro señaló que “aunque el cambio climático es el mayor desafío de esta generación, también proporciona la oportunidad para mejorar a la vez que la economía crece”. “Proteger el medio ambiente es una responsabilidad que todos compartimos”, añadió.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas