Hablan los hechos

Encrucijada de la Ley de Seguridad Social

Desde el año 2001, en el comienzo de este siglo, se aprobó y promulgó la esperada ley que vendría a modernizar y hacer eficiente el sistema-compromiso del Estado con la ciudadanía, en materia de seguridad social, pero los intereses envueltos la exprimen al máximo para chuparle el jugo y apenas dejar a la población algunas gotas de los beneficios que le corresponden.

El padecimiento quedó evidenciado en el XVII Congreso Latinoamericano de Salud celebrado en el país con la participación de actores nacionales e internacionales de la Seguridad Social, quienes centraron sus debates en el plan de Atención Primaria de Salud y el Primer Nivel, que es impulsado por instituciones gubernamentales pero rechazado por el sector privado.

El cónclave reunió a los principales directivos de la Asociación Dominicana de Administradoras de Riesgos de la Salud, ADARS, y de la Asociación Latinoamericana de los Sistemas Privados de Salud (ALAMI), que auspiciaron el evento; y contó además con la participación del Consejo Nacional de la Seguridad Social (CNSS), en la persona de su gerente general, Rafael Pérez Modesto, entre otros funcionarios del organismo.

Debido a los múltiples sectores que intervienen en la aplicación de los diferentes renglones que inciden en la seguridad social, y su importancia fundamental para la población, la Ley 87-01 ha estado permanentemente en la palestra.

Fuera para la puesta en marcha del Plan de Pensiones, para el Plan Familiar y otros servicios o por los costos excesivos para los afiliados, siempre se han confrontado dificultades con quienes tienen que responder ante los derechos de la gente a una buena cobertura de la Seguridad Social.

El debate, que se mantiene en el Congreso, en los medios de comunicación y en otros escenarios, es a favor y en contra de la estrategia de Atención Primaria de Salud y el Primer Nivel propuesta por la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales, SISALRIL, y que según sostiene Pérez Modesto, fue debidamente tramitada a todos los integrantes del órgano rector para su correspondiente evaluación.

El gerente general del CNSS además sostiene que la propuesta es buena y válida, porque representa un paso de avance en el fortalecimiento del sistema y en las mejoras de los servicios a toda la población.

Sobre este particular, el funcionario agregó: “Valoramos el trabajo del equipo de profesionales de la SISALRIL, que participaron en la elaboración del documento que propone una ampliación y reestructuración de las coberturas del actual Plan de Servicios de Salud”.

Hubo un proceso de consultas en el que se tomaron en cuenta todos los sectores públicos y privados, antes de que se presentara el documento al organismo rector de la Seguridad Social.

Sin embargo, miembros del Colegio Médico Dominicano, las Sociedades Médicas Especializadas y la Asociación Nacional de Clínicas y Hospitales Privados, ANDECLIP, sostienen que no aceptarán la aprobación de la propuesta sobre la aplicación de la estrategia sometida por la SISALRIL al Consejo Nacional de la Seguridad Social, alegando que con ellos no la consensuaron.

A su juicio, la iniciativa sólo beneficia a las ARS, que no tienen clínicas, ni hospitales, ni médicos, ni pacientes, sino el lucro que perciben.

A través de su representante, el médico Wilson Roa, amenazaron además con enseñar “su poder”, porque son quienes tienen el conocimiento, las clínicas, los hospitales, y los médicos.

No obstante, el gerente general del CNSS insiste en que con la implementación de la Atención Primaria en Salud se da cumplimiento a lo que establece la ley 87-01 de la Seguridad Social en sus artículos 129 y 152, sobre el Plan Básico, y sobre la articulación de los niveles de atención, respectivamente.

“Con ello también se da cumplimiento al artículo 24 del Reglamento sobre Seguro Familiar de Salud”, enfatizó el gerente general del Consejo Nacional de la Seguridad Social, Rafael Pérez Modesto.

Alternativas

Mientras se mantiene el debate, el presidente del Consejo de Directores de la Asociación Dominicana de Administradoras de Riesgos de la Salud, ADARS, considera que una salida al problema podría ser una alianza pública-privada para alcanzar nuevas metas en el Sistema.

Según Andrés Mejía, existe un alto nivel de satisfacción entre los afiliados, y el propósito de incrementar los niveles de eficiencia para mejorar la gestión de los prestadores de servicios.

Mejía considera que tal cual recomienda la Organización Mundial de la Salud, el sistema sanitario del país debe enfocarse en el bienestar del paciente en todas sus manifestaciones, como eje principal de su existencia.

De su lado, el experto español en sistema de salud, Ignacio Riesgo, recomendó a las autoridades esforzarse en la atención primaria, pues el modelo vigente es insostenible.

Aconsejó que el personal de salud sea pagado por salario y no por servicios, porque esta práctica impulsa el aumento de los costos profesionales hasta niveles insospechados.

La Atención Primaria es fundamental como entrada al sistema, pero el acceso directo al especialista crea múltiples dificultades: el paciente es sometido a una inmensidad de pruebas que pueden ser innecesarias y que encarecen muchísimo el sistema, explicó.

Está comprobado en una infinidad de estudios que el acceso en salud debe hacerse a través de las unidades de atención primaria, esto está establecido, aseguró.

Debe haber capacidad resolutiva en el primer nivel de atención y desde allí pasar al especialista, pues todos los sistemas avanzados del mundo son exitosos con su primer nivel de atención fortalecido, afirmó.

Medios de Comunicación

Diputados miembros de comisiones vinculadas a la Seguridad Social, diversos medios de comunicación en sus editoriales y otros foros de opinión Pública, además de denunciar las violaciones a las leyes, también advierten que la diferencia de criterios de quienes intervienen en el sistema, no puede impedir que la población obtenga la debida atención en la salud.

Las leyes establecen que todos los centros de atenciones médicas están obligados a atender las emergencias que se presenten, sin distinción de ningún género, pero son incontables los casos de personas que “hasta han perdido la vida debido a los denominados rebotes”, cuando no se les aceptan en las primeras salas de urgencias a donde son llevados.

Ante esta situación, las autoridades están obligadas a tomar las medidas que sean necesarias, para frenar que continúen las ocurrencias de hechos de esta lamentable naturaleza, plantean los editoriales periodísticos, como también fue puesto de manifiesto en el cónclave médico internacional.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas