Lo Último

Demócratas alcanzan siete nuevas gobernaciones en comicios de EE.UU.

Los demócratas consiguieron en los comicios norteamericanos de medio término siete gobernaciones que pertenecían a los republicanos mientras se encuentra pendiente hoy el desenlace en tres estados.

Nuevo México, Illinois, Nevada, Maine, Wisconsin, Michigan y Kansas, los tres últimos a favor del presidente Donald Trump en las elecciones de 2016, quedaron en poder de los aspirantes del partido azul.

Dicha organización política tiene además posibilidades de sumar el éxito en Georgia y mantener el dominio en Connecticut, mientras que Alaska, bajo el dominio del independiente Bill Walker pasará a manos, al parecer, de sus rivales rojos.

Estas votaciones llevaron a la disputa del cargo de gobernador en 36 estados mientras que en los 14 restantes, divididos a partes iguales para demócratas y republicanos, no se produjo tal contienda.

Nueva York, Pensilvania, Minnesota, Rhode Island, Oregón, Colorado y California se mantuvieron bajo el liderazgo demócrata.

Por otro lado, la guía republicana seguirá en Idaho, Arizona, Wyoming, Dakota del Sur, Nebraska, Oklahoma, Texas, Iowa, Arkansas, Tennessee, Alabama, Carolina del Sur, Florida, Ohio, Maryland, Massachusetts, New Hampshire y Vermont.

A juicio de varias voces, el poder en los estados significa para republicanos y demócratas la posibilidad de apoyar o resistir la agenda de Trump en temas como salud, control de armas y derechos de minorías, entre otros.

Informaciones periodísticas apuntaron que los gobernadores seleccionados este año estarán en el cargo cuando se rediseñe el trazado electoral para el Congreso tras el censo de 2020.

En algunos estados, agregaron las fuentes, la potestad de un gobernador de aprobar o vetar esos mapas podría decidir el equilibrio partidista.

Con su triunfo en Colorado ante el republicano Walker Stapleton, el demócrata Jared Polis se convirtió en el primer candidato abiertamente homosexual en lograr ese resultado en la historia norteamericana.

Miembro de la Cámara de Representantes desde 2009, Polis llevó con orgullo su orientación sexual durante la campaña electoral, en la cual criticó al vicepresidente Mike Pence por su “idea muy poco incluyente de Estados Unidos”.

Antes, el también demócrata Jim McGreevey reveló en 2004 que era homosexual mientras estaba al frente de Nueva Jersey, y la actual gobernadora de Oregón, Kate Brown, es bisexual.

La candidata de la fuerza política azul, Christine Hallquist, perdió ante el republicano Phil Scott en Vermont, y terminó sin poder ser la primera gobernadora transexual de este país.

Mediante las elecciones de este martes se determinaron también los 435 escaños de la Cámara de Representantes, ahora con mayoría demócrata, y 35 de los 100 asientos del Senado, que siguió bajo dominio republicano.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas