Internacionales

Presidente haitiano continúa diálogo nacional luego de movilización

El presidente, Jovenel Moise, se reunió el lunes con los líderes del poder Legislativo y Judicial para analizar la situación del país, tras las fuertes protestas de este domingo contra la corrupción.

Según un comunicado de la Presidencia, el encuentro, que forma parte del diálogo iniciado por el jefe de Estado, también sirvió para evaluar la coyuntura sociopolítica actual de Haití, “con miras a traer respuestas concertadas”.

Además, asistieron a la cita, el primer ministro, Jean Henry Céant, y el presidente del Tribunal de Casación y del Consejo Superior de la Judicatura, Jules Cantave, y acordaron continuar el diálogo con los diversos sectores de la vida nacional y resolver los problemas relacionados con la inseguridad.

De igual manera, convinieron intensificar los programas de “apaciguamiento social”, así como encontrar la armonía necesaria para un mejor funcionamiento del Estado.

El encuentro se produce tras la intensa movilización de la vìspera contra el despilfarro de los fondos públicos del Estado, y donde miles de ciudadanos exigieron cuentas sobre el mal manejo de programa Petrocaribe, al que se adscribieron unos 14 países de la región y que permitía acceder al rubro con bajas tasas de interés.

Las manifestaciones tomaron las principales calles de la capital y la ciudad de Cabo Haitiano, segunda en importancia del país, y también se sumaron varias comunas de los 10 departamentos de Haití.

De acuerdo con el balance parcial de las autoridades policiales, al menos tres personas fallecieron por disparos durante las protestas y otras seis murieron por otras causas no relacionadas con la movilización general.

En conferencia de prensa este lunes, Gary Desrosiers, vocero de la policía, precisó que un joven fue asesinado en Petion Ville, próspera barriada de la capital, otra muerte por disparos se registró en la comuna de Petit-Goave, mientras una persona fue abatida en Cabo Haitiano.

Para la oposición, sin embargo, las muertes se elevaron a 11, unos 45 lesionados y casi 80 arrestos.

Este lunes, a pesar de la petición del Gobierno de reanudar las actividades, durante la mañana y gran parte de la tarde las calles permanecieron desiertas, la transportación pública estaba detenida y los pequeños y grandes negocios tampoco funcionaron.

Se espera que en los próximos días se normalice la situación del país, aunque algunos grupos opositores insisten en un paro general.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas