Políticas

Homenajes a Martí, Fidel y el Che en foro de Clacso

Con un llamado a la unidad, a no claudicar la lucha y a seguir el ejemplo de José Martí, Fidel Castro y Ernesto Che Guevara cerró hoy aquí el foro Cuba en Revolución.

El foro, dedicado a homenajear la gesta revolucionaria en la Isla que en enero próximo cumplirá 60 años de historia, sesionó durante toda esta jornada con diversos paneles e importantes conferencias y ponencias de destacados pensadores llegados de varios países, como parte de la octava conferencia del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, a la que asisten delegaciones de 50 naciones.

Múltiples voces y una significativa presencia de jóvenes marcó esta jornada de encuentro en el centro de la cooperación Floreal Gorini, donde el último de varios paneles estuvo encabezado por el héroe cubano Ramón Labañino, y los destacados especialistas de la mayor de las Antillas Pedro Pablo Rodríguez, María del Carmen Ariet y Ana Sánchez Collazo.

Dedicado a la trascendencia y vigencia de Martí, Fidel y el Che, en la mesa redonda se ahondó en el legado universal de estos tres grandes y la profundidad y luz de sus pensamientos en estos momentos convulsos por los que atraviesa Latinoamérica.

Fidel era profundamente martiano y puso al ser humano en el centro de la sociedad como bien decía el Che y como quería Martí, subrayó a los presentes Labañino, quien fue recibido entre aplausos junto a su compañero de lucha Gerardo Hernández, encargado de abrir la sesión del foro en esta jornada.

En sus reflexiones, el héroe cubano llamó a nunca rendirse. Jamás, dijo, nos pondremos de rodilla, jamás claudicaremos y eso nos lo enseñó Fidel.

Tras resaltar toda la lucha y la sabiduría, la capacidad del líder histórico de ver más allá donde muchos no pueden, Labañino resaltó que en la primera ley de la constitución cubana se habla del respeto a la dignidad plena del hombre y eso, dijo, era Fidel, era Martí.

Recordó aquel inolvidable día que él y sus cuatro compañeros de lucha pasaron junto a Fidel en el histórico encuentro con los Cinco -como se les conoció- en 2014 cuando ya todos estaban en la isla después de pasar largas condenas de cárcel en Estados Unidos.

Le pregunté que en que tarea los Cinco podíamos ser útiles y me contestó: sean científicos. Creo que nos llamaba a usar la inteligencia en la política, en la economía, en todos los sectores. Vivimos momentos complejos donde las medidas a tomar no son simples, hay que ser profundos en el pensamiento y llevar en el alma a Fidel, resaltó Labañino.

En la charla-panel el destacado estudioso de la obra de Martí, Pedro Pablo Rodríguez, se adentró en varios momentos y etapas que lo definieron como ese gran hombre universal que es.

Además de ser el gran padre de la corriente modernista, fue gran transformador de la lengua española, gran líder político, ético, con fuerte sentido de originalidad, identidad, no solo en el plano del individuo sino lo volcó hacia el sentido social, refirió.

Por su parte María Del Carmen Ariet, del centro Che Guevara, profundizó en la vida de ese gran guerrillero argentino-cubano y en especial enfatizó sobre su preocupación constante por la formación y el mejoramiento humano.

Como colofón de la jornada Cuba en Revolución, fue presentado el libro Yo soy Fidel: pensamiento y legado de una inmensidad histórica, volumen coordinado por John Saxe-Fernández y prologado por el destacado intelectual cubano Roberto Fernández Retamar, Presidente de Casa de las Américas.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas