Internacionales

EE.UU. insiste en ataques contra gobierno venezolano

Estados Unidos renovó la agresividad hacia el gobierno legítimo del presidente venezolano, Nicolás Maduro, quien inicia su segundo mandato hasta 2025 por la voluntad de la mayoría del pueblo.

Maduro fue reelecto con seis millones 190 mil 612 votos, casi el 68 por ciento de los participantes en los comicios del 20 de mayo de 2018, que Washington considera ilegales e impuestas.

John Bolton, asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, y Mike Pompeo, secretario norteamericano de Estado, aseguraron este jueves que su país no reconocerá la toma de posesión de Maduro e instaron a mantener los ataques contra Venezuela.

Según escribió el consejero en la red social Twitter, Estados Unidos seguirá aumentando la presión y apoyará la Asamblea Nacional venezolana, a la cual el Tribunal Supremo de Justicia declaró en desacato del ordenamiento jurídico.

Por su parte, Pompeo, en medio de una gira por África y Medio Oriente, anotó en una declaración que Washington continuará usando todo su poder económico y diplomático para presionar por la restauración de la democracia venezolana, según los criterios norteamericanos.

Recordó que hace dos días el Departamento norteamericano del Tesoro impuso sanciones a siete personas y 23 entidades del país suramericano bajo la justificación de un supuesto beneficio por parte de los afectados del esquema de intercambio de divisas.

Como últimos castigados, al igual que el propio Maduro, su esposa, y otros funcionarios, aparecen Claudia Patricia Díaz, otrora tesorera nacional; Raúl Gorrín, dueño del canal privado Globovisión; Adrián Velásquez; Leonardo González; Gustavo Perdomo; Maria Perdomo y Mayela Tarascio-Pérez.

El jefe de la diplomacia estadounidense expuso que seguirán imponiendo revocaciones de visas y otras restricciones a actuales y antiguos funcionarios del gobierno venezolano y sus familiares, considerados “responsables o cómplices de abusos a los derechos humanos, actos de corrupción y socavamiento de la gobernabilidad”.

Pese a los intentos norteamericanos por destruir la Revolución venezolana, iniciada en 1999 con la llegada al poder del líder Hugo Chávez (1954-2013), Maduro ha reiterado disímiles veces la disposición a tener relaciones con Estados Unidos basadas en el respeto mutuo y la no injerencia en los asuntos internos.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas