Hablan los hechos

El trabajo de adecuar Estatutos del PLD a nuevas leyes

Contrario a los vaticinios divisionistas y rotura en el Partido de la Liberación Dominicana, el Comité Político se reúne en un ambiente de respeto y armonía, como ha sido la dilatada tradición peledeísta y decide dar continuidad a una decisión adoptada por el Comité Central.

Pasada las diez de la noche del lunes 4 de abril, Reinaldo Pared Pérez, secretario general del PLD, al explicar las decisiones adoptadas por el Comité Político en reunión ordinaria, informó que, haciendo un ejercicio de un mandato del Comité Central se conformó una comisión que, a más tardar el lunes primero de abril, debe presentar un informe de cómo quedarían los Estatutos de esa entidad adaptados a las nuevas disposiciones de la Ley de Partidos y del Régimen Electoral.

Esa comisión tiene también la encomienda de presentar un informe adicional relacionado sobre el padrón de miembros del Partido de la Liberación Dominicana.

La Comisión quedará formada por José Ramón Fadul (Monchy), quien la coordinará y la integraran Miriam Cabral, Alejandrina Germán, Rafael Alburquerque, Radhamés Jiménez, todos miembros del Comité Político, Danilo Díaz, Secretario de Asuntos Electorales y Arístides Victoria Yeb y Henry Meran estos dos últimos quienes presidieron las comisiones del Senado y de la Cámara de Diputados respectivamente, que estudiaron los proyectos de Ley de Partidos y del Régimen Electoral.

El perfil de los comisionados destaca la calidad de dicha comisión integrada por juristas experimentados, congresistas de amplio ejercicio y dirigentes ampliamente conocedores de la vida interna del PLD, de sus normas y reglas.

El 27 de octubre del pasado año 2018, el Comité Central, en un segundo punto tratado en la reunión de ese día, decidió por amplia mayoría que el Comité Político conforme una comisión a los fines de redactar la adecuación de los Estatutos del Partido de la Liberación Dominicana a la Ley de Partidos, Agrupaciones y Movimientos Políticos.

Era un punto pendiente, cometido que se cumplió en la reunión del lunes 4 marzo conformando la comisión citada.

En la reunión de octubre el Comité Central decidió también que los nuevos Estatutos, luego de su adecuación a la Ley 33-18, sean ratificados por la Asamblea de Delegados del Partido, integrada por los miembros del Comité Central, presidentes de Comités Provinciales, Municipales, de Circunscripciones Electorales, de Seccionales y de Comités Intermedios, conforme al artículo 10 de los Estatutos del PLD.

La Asamblea de Delegados del Partido la conforman los delegados del Partido al Congreso Nacional del PLD y se circunscribe a tratar temas específicos y no de todos los órdenes, como los trata el Congreso.

Se tiene en la cercanía decisiones importantes que fueron conocidas y ratificadas por la Asamblea de Delegados y que incluso, ventiladas en el Tribunal Superior Electoral, se reconocieron.

Aunque también se recuerda la celebración de un Congreso Extraordinario en agosto de 2004 para modificar artículos de los Estatutos, que limitaban la participación de dirigentes del Partido en el gobierno que se instalaría horas después de celebrado el Congreso en la cancha del Club Mauricio Báez en la ciudad capital.

La nomenclatura de Asamblea de Delegados deriva de las Convenciones de Delegados, que por mandato de la Ley Electoral, ahora Ley del Régimen Electoral, debían ser realizadas y supervisadas por la Junta Central Electoral por los partidos políticos en el proceso de proclamar los candidatos que seleccionan para participar en elecciones presidenciales, congresuales y municipales.

Con la decisión del pasado lunes del Comité Político y la del Central de octubre de 2018 el PLD sale fortalecido y ratifica su condición de entidad política fuerte y principal sostén del sistema partidos en la Republica Dominicana.

Puntos para adecuarse

La comisión que designó el Comité Político tiene que concentrarse en hacer un estudio a fondo de las Leyes de recién promulgación y cruzarla con los Estatutos del PLD para determinar cuáles artículos deben ser reformados para aplicarse la Ley.

Se debe tener esmero y cuidado porque ya se cuenta con un Tribunal Superior Electoral y un Tribunal Constitucional, instancia a la que han acudido dirigentes del PLD, y en algunos casos, obteniendo ganancia de causa.

Una revisión a la Ley de Partidos hace prever que los Estatutos peledeístas deben ser adecuados a los requisitos que exige la norma para afiliarse a un partido, que precisa que se sea ciudadano inscrito en el Registro Electoral dominicano, limitando el ingreso a militares o miembros la Policía Nacional, jueces del Poder Judicial, Tribunal Superior Electoral y Tribunal Constitucional, los representantes del Ministerio Público, miembros y funcionarios de la Junta Central Electoral, juntas electorales, miembros de la Cámara de Cuentas y el Defensor del Pueblo y adjuntos.

La Ley ordena tener un registro de afiliados que se actualice cada año a la autoridad competente de la Junta Central Electoral y de las juntas electorales y contendrá las fichas correspondientes a la afiliación o desafiliación de sus miembros, firmada por la autoridad partidaria compete.

El artículo 13 de los actuales Estatutos dice que los miembros del Comité Central permanecerán en sus funciones por un período de cinco años. La ley obliga a modificar este aspecto porque los períodos que fijen sus Estatutos, sin que en ningún caso la duración de esos períodos exceda el tiempo de mandato consagrado constitucionalmente para los cargos de elección popular.

El artículo 45 de la Ley establece que corresponde al Comité Central, en el caso del PLD, decidir la modalidad de escogencia de los candidatos y el registro de electores a utilizar.

Se tiene que estatuir la decisión adoptada por el Comité Central de inclinarse por la elección mediante la celebración de primarias, dejando abierta posibilidad de optar por las convenciones de delegados, de militantes, de dirigentes y encuestas.

Tiene que respetarse la cuota de género sin que en ningún caso la representación sea menor del 40 por ciento ni mayor de 60 por ciento y asegurar una cuota a la juventud.

La Ley reglamenta también la integración del Tribunal de Disciplina y Ética del PLD, una tarea pendiente.

Son solo observaciones al revisar la Ley 33-18 y cruzarla con los Estatutos del PLD, consciente de que la comisión designada, que ya ha iniciado su trabajo con una matriz que ha hecho llegar a sus integrantes, llenará su cometido.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas