Internacionales

El afamado cantante estadounidense Stevie Wonder lamentó la inexistencia de leyes más fuertes de control de armas de fuego durante el funeral del rapero Nipsey Hussle, quien murió baleado el 31 de marzo.

Es tan doloroso saber que no tenemos suficientes personas que tomen una posición que diga: «Escuchen, debemos tener leyes de armas más fuertes. Es inaceptable, es casi como si el mundo se estuviera volviendo ciego», expresó el intérprete, quien carece de visión desde su nacimiento.

Wonder fue una de las estrellas del mundo de la música y el espectáculo que estuvieron presentes este jueves en el Staples Center de la ciudad de Los Ángeles, California, un estadio con capacidad para 21 mil asistentes donde se congregaron seguidores del fallecido artista.
«Estoy muy contento de que en su corta vida, pudo motivar a la gente», expresó el intérprete de temas emblemáticos como I Just Called to Say I Love You y Superstition sobre el rapero, quien tenía 33 años cuando recibió varios disparos a las puertas de su tienda de ropa Marathon Clothing, en el sur de Los Ángeles.

Antes de interpretar el tema Rocket Love, de su álbum Hotter Than July (1980), Wonder agregó que esperaba también que lo sucedido con Hussle lleve a decir: «Basta ya de personas asesinadas por armas de fuego y violencia. «Espero que no solo hablemos de eso sino que lo hagamos, para marcar una diferencia en nuestro futuro».

Desde 2005 el fallecido rapero se inició en el mundo de la música a través de unas mezclas que llamaron la atención de otros notables artistas, en 2009 publicó una colaboración con Drake titulada Killer, y al año siguiente participó en el disco de Snoop Dogg, Malice in Wonderland.
Su disco debut, Victory Lap, vio la luz en 2018, con colaboraciones de importantes figuras del hip hop como Kendrick Lamar, Diddy y The-Dream, y recibió una nominación a los Grammy en la categoría de Mejor Álbum de Rap.

De acuerdo con una entrevista publicada en 2010 en la revista Complex, Hussle estuvo vinculado a pandillas callejeras del sur de Los Ángeles, específicamente, la Rolling 60s Crips.
Reportes indican que tras el éxito de su música comenzó a realizar acciones comunitarias e invertir en el barrio de su juventud en varios negocios como la tienda en la que fue asesinado.

Este es otro de los muchos casos que suelen avivar el debate sobre las armas de fuego en Estados Unidos, una nación que según estimados acumula casi 400 millones de esos artefactos en manos de civiles, más que los 327 millones de habitantes del país.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas