Opinión

El jueves pasado asistí a la puesta en circulación de dos ensayos de la autoría de Juan Temístocles Montás, los cuales nos sirven de orientación para reflexionar y comprender la guerra comercial que hoy libran Estados Unidos y China, y su posible impacto en la economía del país.

Las obras “Globalización, proteccionismo y su impacto en la economía dominicana” y “El papel de las ideas en la lucha política” recogen varias conferencias magistrales dictadas por Montás sobre los cambios que han marcado la historia contemporánea tanto en lo político, económico y social. En el primer ensayo expone que la globalización es una consecuencia de las prácticas capitalistas en las que los flujos de capital no tienen fronteras y que, como todo, produce ganadores y perdedores.

Los ganadores son los estados emergentes como China e India, los cuales han crecido de forma acelerada consecuencia del flujo de capitales; los perdedores han sido la clase media y trabajadora de los países desarrollados, que sufren la reducción de su capacidad de pago al disminuirse los puestos de trabajo.

Bajo ese contexto se explica la victoria de Donald Trump en Estados Unidos y la firma del Brexit en el Reino Unido.

Detrás de todos esos cambios están las ideas e ideologías, por eso el análisis de los acontecimientos actuales y futuros deben realizarse tomando en consideración esa óptica.

Las obras fueron puestas en circulación en un acto celebrado en un hotel de la capital en la que intervinieron como expositores los economistas Guarocuya Félix, Ramón Tarragó y Juan Tomás Monegro, así como el sociólogo Marcos Villaman.

En “El papel de las ideas en la lucha política”, fue el resultado de dos charlas que impartió a jóvenes inscritos en el partido de gobierno, y en cuyo documento resume en un lenguaje llano el rol que han jugado las ideologías en las grandes revueltas sociales surgidas en todo el mundo.

Resalta los conceptos de libertad e igualdad han sido los responsables de las transformaciones sociales y económicas sucedidas en la historia y que estas ideas se contraponen; la primera se centra en el individuo y la ausencia de restricciones económicas y de pensamiento, mientras que la segunda se basa en la sociedad y la igualdad de oportunidades para desarrollar las potencialidades de cada uno.

Ideas liberales al extremo resultan en sociedades capitalistas con altos índices de desigualdad, e ideas de igualdad a raja tabla generan regímenes totalitarios; la historia es el reflejo de los esfuerzos que se hacen para lograr compaginar ambos valores, por eso es necesario conocer las ideologías para entender qué pasa.

Noticias Relacionadas