Internacionales

Los partidos de la coalición gubernamental de Alemania obtuvieron hoy un resultado históricamente malo en las Elecciones Europeas.

Sin embargo, la Unión Democristiana de la canciller federal Angela Merkel siguió siendo la fuerza más fuerte, a pesar de las considerables pérdidas.

El pronóstico del canal público de televisión ARD ve a la Unión Demócrata Cristiana (CDU) y a la Unión Social Cristian (CSU) juntas en un 28,8 por ciento.

La CDU representa el 22,4 por ciento y la CSU el 6,4 por ciento.
Hace cinco años, la CDU había alcanzado el 30,0 por ciento y la CSU el 5,3 por ciento.

Por primera vez, la CDU/CSU ha entrado en la campaña electoral europea con un programa conjunto y un candidato principal, Manfred Weber.

Weber es también el principal candidato del Partido Popular Europeo (PPE) y, por lo tanto, un aspirante para el puesto del Presidente de la Comisión Europea.

La líder de la CDU, Annegret Kramp-Karrenbauer, dijo que la Unión ha logrado su objetivo electoral de convertirse en la potencia más fuerte.

El PPE, agregó, se convertirá probablemente en la fuerza más fuerte del Parlamento Europeo.
Para el Partido Socialdemócrata de Alemania, las Elecciones Europeas terminaron en un fiasco, con pérdidas de dos dígitos.

Mientras que hace cinco años los socialdemócratas seguían siendo del 27,3 por ciento, ahora obtuvieron un 15,5 por ciento, un récord negativo.

Según el ARD, el partido de Los Verdes es el gran ganador en esta elección, pasando al SPD y convirtiéndose en la segunda fuerza más sólida con un 20,6 por ciento.

El partido está creciendo a un ritmo de dos dígitos: en 2014 había alcanzado el 10,7 por ciento.
La principal candidata, Ska Keller, habló de un «resultado sensacional» y de una «gran actuación en equipo».

El Partido de Izquierda llegó al 5,4 por ciento, perdiendo así alrededor del dos por ciento en comparación con 2014 (7,4 por ciento).

El la campaña electoral abogó por un nuevo comienzo en Europa, hacia una mayor solidaridad y una menor búsqueda de beneficios.

El débil resultado también puede ser consecuencia de la retirada del líder de la bancada en el parlamento alemán, Sahra Wagenknecht.

La política anunció su dimisión hace unas semanas y la atribuyó, entre otras cosas, a los feroces ataques de sus propias filas.

Wagenknecht defiende una política ortodoxa de izquierda, mientras que sus oponentes en el partido abogan por posiciones liberales de izquierda.

La derechista Alternativa para Alemania (AfD) pudo crecer, pero menos de lo previsto en las encuestas.
Los populistas de derecha alcanzan el 10,8 por ciento en comparación con 7,1 por ciento hace cinco años.

El liberal Partido Libre Democrático (FDP) también pudo mejorar su resultado de 2014, situándose en el 5,4 por ciento, después del 3,4 por ciento en 2014.
A estas Elecciones Europeas en Alemania se presentaron 41 partidos y asociaciones.

En la actualidad, no hay ninguna barrera de cinco por ciento para las Elecciones Europeas en Alemania, por lo que los partidos pequeños pueden volver a ganar escaños.

Según los pronósticos, siete partidos pequeños pudieron ganar hoy escaños: Los Votantes Libres, el Partido Pirata, el Partido para Protección de Animales, el partido preeuropeo Volt, el partido ecologista-conservador OeDP y otras agrupaciones. ( Harald Neuber de Prensa Latina)

últimas Noticias
Noticias Relacionadas