Internacionales

Un caos, así define la prensa local de Honduras el tercer día de protestas protagonizadas por maestros y médicos contra el gobierno de Juan Orlando Hernández ante una posible privatización de los servicios públicos.

El uso de gases lacrimógenos ha signado la represión policial contra cientos de personas que se movilizaron en varias ciudades del país, en tres jornadas de paro promovido por el descontento derivado de la promulgación de dos leyes que consideran lesivas.

Según el diario El Heraldo, en algunos lugares se registraron varios heridos, aparentemente ninguno de gravedad, tan solo afectados principalmente por los gases, lo que no ha sido confirmado ni desmentido por las autoridades.

En las protestas, que iniciaron el jueves, participan maestros y médicos, así como estudiantes de secundaria y universitarios y activistas de partidos opositores, que exigen la derogación de las normativas orientadas a la transformación de las áreas de salud y educación.

Sin embargo, los galenos y docentes aseguran que el objetivo de los decretos es la privatización de los servicios, así como el despido masivo de empleados de esas áreas.

Los directivos de los maestros y el Colegio Médico de Honduras rechazaron sentarse a la mesa con el gobierno mientras no se deroguen las dos iniciativas de ley y no cesen los abusos contra los manifestantes.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas