Internacionales

El secretario general de la FAO, José Graziano Da Silva, abogó en la Habana por el desarrollo de la agroecología para enfrentar el cambio climático al tiempo que alertó sobre el creciente aumento de la obesidad en el mundo.

La agroecología es una de las alternativas para reemplazar la llamada revolución verde del pasado siglo, que permitió un aumento de la producción de alimentos pero a un alto costo para el planeta, expresó el dirigente de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Mediante esa iniciativa muchos países, en especial en Asia, evitaron la hambruna, pero se logró en detrimento del medio ambiente y de la salud humana por el uso intensivo de químicos, subrayó durante la clausura del VII Congreso de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo, celebrado en esta capital.

Ante esa situación llamó a «buscar maneras sostenibles para aumentar la producción agropecuaria», para lo cual, estimó necesario invertir y aportar.

En la actualidad no solo el hambre nos preocupa sino también una epidemia devastadora: la obesidad, en especial en niños y mujeres, subrayó.

Como ejemplo, citó que en Latinoamérica y el Caribe hay más obesos que hambrientos.

«Eso se debe básicamente a que comemos mal, comemos mucho y tenemos una vida muy sedentaria y eso implica problemas de salud», manifestó.

Destacó que la obesidad representa el tercer mayor gasto de salud pública del mundo, tras las guerras y el consumo de tabaco.

El director general de la FAO también resaltó la reciente aprobación por parte de la Asamblea General de Naciones Unidas de la Declaración sobre los Derechos de los Campesinos.

«Esa declaración histórica permitirá proteger los derechos de las comunidades rurales, los campesinos y pueblos indígenas», apuntó.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas