Internacionales

Las movilizaciones de médicos y docentes prosiguen hoy en Honduras con denuncias constantes sobre lo engañoso en las negociaciones que condujeron a la derogación de dos polémicos decretos, considerados antesala de la privatización de los sectores.

La presidenta del Colegio Médico de Honduras, Suyapa Figueroa, consideró una falta de seriedad las conversaciones tras las que fueron derogados los decretos PCM-26 y PCM-27, en la cual no participó ninguna representación de su gremio.

«Nos sorprende la firma de un acuerdo por personas que desconocemos dentro de la plataforma de lucha que se ha conformado para la defensa de la salud y la educación», afirmó Figueroa.

La titular, vocera de la movilización que se ha mantenido en medio de despidos masivos y sin indemnización en los servicios públicos, afirmó que «las acciones de protesta continuarán».

«Creo que se debe ser responsable porque aquí están en juego muchas cosas en este país, como para que estén con ese peligroso juego del engaño», apuntó.

El pasado jueves arreciaron las protestas contra una reforma al sistema de educación y salud, las cuales fueron reprimidas por la policía tras ponerse violenta por la infiltración de supuestos vándalos.

Una treintena de personas resultó herida debido a la represión de los manifestantes que exigían la derogación de dos decretos ejecutivos que propiciarían el despido masivo y sin indemnización de empleados públicos, así como la privatización de los hospitales estatales.

Ya a finales de abril pasado, el Congreso Nacional de Honduras había dejado sin efectos los decretos de una eventual ley para reestructurar el sistema educativo y de salud, causantes de intensas protestas de médicos y maestros que temían despidos masivos.

Aquella decisión fue adoptada tras manifestaciones que comenzaron con bloqueos pacíficos en el centro de la capital, pero subieron de tono y acabaron con incendios en edificios públicos y fuerte represión policial.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas