Internacionales

El director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Roberto Azevedo, consideró hoy «un gesto muy bienvenido» el próximo encuentro entre los presidentes de China, Xi Jinping, y de Estados Unidos, Donald Trump, en Osaka, Japón.

La reunión entre ambos mandatarios tendrá lugar durante la cumbre del G20, fijada para los días 28 y 29 de junio, con el objetivo de sensibilizar a los dirigentes de las mayores economías del mundo en la necesidad de reducir las fricciones arancelarias y comerciales.

El Grupo de los 20 (G20) es un foro cuyos miembros permanentes son 19 países de todos los continentes, más una representación de la Unión Europea, que reúnen el 66 por ciento de la población mundial y el 85 por ciento del Producto Bruto mundial.

Azevedo manifestó su confianza en que el diálogo previsto entre los representantes de Washington y Beijing ayude a aliviar las tensiones entre los dos países y a nivel global.

«Soy optimista porque veo movimiento entre los miembros de la OMC, que están negociando y hablando entre ellos, tratando de buscar soluciones», afirmó el director general.

Hoy, el presidente norteamericano confirmó que en Osaka se reunirá también con su homólogo ruso, Vladímir Putin.

Durante el evento, la OMC publicará cifras sobre las medidas restrictivas al comercio impuestas por países miembros del G20, las cuales muestran que están por encima de la media histórica.

Sobre las medidas de Trump de subir los aranceles para intentar presionar a China y a otros socios comerciales, Azevedo subrayó que el mandatario estadounidense parece convencido de que estas tarifas «son un importante arma negociadora, pero confió en que no a largo plazo».

Advirtió que «en la OMC esperamos que, llegado cierto punto, estas medidas restrictivas retrocedan, porque están afectando al crecimiento económico y comercial global».

jefe de ese organismo de las Naciones Unidas calificó como una medida negativa el uso de aranceles por parte de Washington como instrumento de presión para que México frene la llegada de migrantes centroamericanos a la frontera con Estados Unidos.

«Ya antes hemos visto el uso de sanciones comerciales en un contexto de tensiones geopolíticas, y cada vez que esto ocurre lo más probable es que haya un impacto negativo», puntualizó.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas