Internacionales

El papa Francisco recordó hoy aquí a los Representantes Pontificios cómo deben ser y cual espera sea su conducta en los lugares donde realizan su labor.

En un discurso ante los 98 nuncios y cinco observadores permanentes de la Santa Sede presentes en una reunión de cuatro días convocada por él, Francisco compartió con ellos «algunos preceptos simples y elementales que ustedes conocen, pero recordarlos le hará bien a todos y ayudará a vivir mejor vuestra misión».

Como hombre de Dios dijo el nuncio conserva la mente y el corazón puros, preservando ojos y oídos de la inmundicia del mundo.

No se deja engañar por los valores mundanos y comportarse con la modestia y sencillez a las cuales está obligado como representante de la iglesia católica.

Entre otros aspectos, como la prédica del Evangelio, el espíritu conciliador, la imparcialidad y creatividad que deben caracterizar a un embajador del vaticano, el Papa precisó que «no se representa a sí mismo, sino al Sucesor de Pedro» y actúa a nombre suyo ante la iglesia y los gobiernos.

De esa manera, dijo, «concreta, implementa y simboliza la presencia del Papa entre los fieles y los pueblos» y añadió que «ciertamente cada persona puede tener sus reservas, simpatías y antipatías, pero un buen nuncio no puede ser hipócrita».

«Es irreconcilable, por lo tanto, ser Representante Pontificio con criticar al Papa por la espalda, tener blogs o incluso unirse a grupos hostiles a él, a la Curia y a la Iglesia de Roma», subrayó.

Esta es la tercera reunión de este tipo bajo el pontificado de Francisco, después de las efectuadas en 2013 y 2016, con lo cual adquieren un carácter trienal.

Al anunciar la cita, el director interino de la Sala de Prensa vaticana, Alessandro Gisotti, señaló que el Papa confió su organización a la Sección de la Secretaría de Estado para el Personal en Función Diplomática de la Santa Sede y dijo que en la jornada final de pasado mañana participarán 46 nuncios jubilados invitados.

Puntualizó, asimismo, que los asistentes sostendrán también dos encuentros con los Superiores de la Secretaría de Estado, conferencias de actualización sobre asuntos de actualidad eclesial, colaboración internacional y diálogo interreligioso.

En tal sentido, añadió que están previstas también reuniones con los jefes de departamentos de la Curia Romana y embajadores acreditados ante la Santa Sede, residentes en la capital italiana, además de «momentos espirituales particularmente significativos».

El evento concluirá con almuerzo ofrecido a todos los participantes por Francisco en la Casa Santa Marta, su lugar de residencia en el Vaticano.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas