Internacionales

La única clínica del estado norteamericano de Missouri dedicada a realizar abortos podrá continuar con sus servicios, al menos hasta el próximo 4 de junio, decidió hoy el juez de distrito Michael Stelzer.

Ese día volverá a la corte el caso sobre el pedido de renovación de la licencia del centro médico, con una vigencia prevista hasta la próxima medianoche tras la negativa de las autoridades del territorio a actualizar el permiso.

Si el recinto deja de realizar interrupciones de embarazos, Missouri, cuya ciudad de San Luis acogió ayer una marcha de centenares de personas a favor de dicha exigencia, será el primer estado sin efectuar el procedimiento desde 1973 cuando fue despenalizado a nivel nacional.

A inicios de esta semana, voceros de la organización Planned Parenthood, defensora de los derechos a la salud reproductiva, anunciaron la presentación de una demanda en busca de alcanzar el mencionado propósito.

Divulgaron que no pudieron llegar a un acuerdo con directivos del sector, empeñados en exigir a los médicos que se sometan a una entrevista como condición para renovar el permiso, la cual podría conducir a procedimientos penales.

Más de 1,1 millones de mujeres en edad reproductiva en Missouri vivirán en un estado donde no pueden recibir la atención médica que necesitan, alertó Leana Wen, presidenta de Planned Parenthood.

Recientemente, el gobernador del territorio, el republicano Mike Parson, firmó una ley que penaliza el aborto después de ocho semanas de gestación y contempla penas de cárcel para los galenos que ayuden a las mujeres a interrumpir el embarazo.

De esa forma, Missouri se unió a un número creciente de estados que prohíben tal práctica en la etapa inicial del embarazo, a menudo antes de que las mujeres conozcan que están encintas.

Hace 10 días, centenares de personas, de diversos sectores y edades, protestaron frente a la Corte Suprema de Justicia, en la capital de Estados Unidos, contra las leyes antiaborto aprobadas en varios territorios.

La manifestación, a la cual acudieron senadores y aspirantes demócratas a la presidencia como Bernie Sanders y Amy Klobuchar, exigió asimismo que se reconozcan los derechos de las mujeres a decidir sobre su cuerpo y la reproducción.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas