Internacionales

El presidente Donald Trump aseguró que Estados Unidos firmará un acuerdo «fenomenal» con el Reino Unido, una vez que el país británico abandone la Unión Europea (UE).

Según declaró Trump en rueda conjunta con la primera ministra Theresa May, existe un gran potencial para duplicar, e incluso triplicar, el comercio entre ambas naciones después que Londres concrete el Brexit.

Interrogado sobre el alcance del eventual tratado, y si el mismo incluiría la participación del sector privado norteamericano en el sistema público de salud británico, el mandatario estadounidense dijo que «todo está sobre la mesa».

A su turno, May se mostró más cauta a la hora de afirmar o negar esa posibilidad, pero sobre todo, porque apenas le quedan unos días al frente del gobierno.

Podemos tener diferencias sobre la forma de enfrentar los desafíos, se limitó a decir la gobernante conservadora, quien abandonará oficialmente el cargo el viernes próximo, debido a su incapacidad para implementar la voluntad del 52 por ciento de los británicos que votó a favor de abandonar la UE en el referendo de 2016.

El Brexit debió entrar en vigor el 29 de marzo pasado, pero la negativa del Parlamento británico a respaldar el acuerdo de retirada negociado por May con sus pares europeos obligó a posponer la ruptura para el 31 de octubre próximo.

Trump, cuya primera visita de Estado al Reino Unido ha estado rodeada de polémica debido a su interferencia en la política local, sus comentarios sobre el Brexit y sus insultos al alcalde de Londres, Sadiq Khan, adelantó ayer a través de Twitter que ambos países firmarán un gran acuerdo después que los británicos se libren de los «grilletes» europeos.

El viaje del mandatario estuvo marcado además por la imponente manifestación que escenificaron este martes decenas de miles de personas en el centro de esta capital, para protestar contra su presencia en el país.

Aunque los manifestantes pasaron a escasos metros del lugar donde ofrecía sus declaraciones a la prensa, y el enorme globo naranja que lo caracteriza como un bebé enojado se elevó sobre la sede del Parlamento, Trump se atrevió a decir que no había tal protesta, y que todo era producto de las «fake news» (noticias falsas).

El presidente estadounidense, quien ayer fue agasajado en el Palacio de Buckingham por su anfitriona, la reina Isabel II, participará mañana en las actividades por el aniversario 75 del desembarco de Normandía que tendrán lugar en la localidad inglesa de Portsmouth, desde donde partirá después con destino a Francia.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas