Internacionales

El presidente Donald Trump vaticinó hoy que Estados Unidos y el Reino Unido podrán firmar un acuerdo comercial una vez que los británicos «se libren de los grilletes» de la Unión Europea (UE).

Trump, quien llegó este lunes a Londres para una visita de Estado de tres días, hizo el anuncio en otro polémico tuit, en el cual afirmó además que las conversaciones sobre el eventual «gran» tratado ya comenzaron.

El viaje del mandatario norteamericano ha estado marcado por sus comentarios sobre la salida del Reino Unido de la UE, su interferencia en la política doméstica británica y los insultos contra el alcalde capitalino, Sadiq Khan.

Esos desaciertos parecen, sin embargo, no hacer mella en la actitud de Trump, quien también aseguró no haber visto todavía ninguna protesta en contra de su presencia en esta capital, aunque apuntó que seguramente los «fake news», como califica a la prensa que lo critica, están trabajando duro para encontrarlos.

El presidente estadounidense y su esposa disfrutaron hoy del banquete de bienvenida que le ofreció su anfitriona, la reina Isabel II, en el Palacio de Buckingham, y al cual declinaron asistir los líderes de los partidos Laborista y Liberal Demócrata, Jeremy Corbyn y Cable Vance, respectivamente, y el presidente del Parlamento británico, John Bercow.

Corbyn, en cambio, tiene previsto participar mañana en la protesta convocada por la coalición Stop the War, los sindicatos y varias organizaciones sociales en la Plaza de Trafalgar.

De acuerdo con el veterano político opositor, la manifestación será una oportunidad para solidarizarse con las víctimas de los ataques de Trump, y en particular con el alcalde de Londres, a quien el mandatario calificó de «perdedor total» en un tuit publicado justo antes de aterrizar en esta capital.

Los organizadores de la protesta anunciaron que esperan reunir a unas 200 mil personas, y confirmaron que desplegarán el ya famoso globo naranja que caricaturiza al presidente norteamericano como un bebé enojado.

Trump, quien tiene previsto reunirse mañana con la renunciante primera ministra Theresa May y otros políticos locales, abandonará el Reino Unido al día siguiente, luego de participar en las actividades por el aniversario 75 del desembarco de Normandía que tendrán lugar ese día en la localidad inglesa de Portsmouth.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas