Internacionales

Las presiones en el seno familiar y centros de trabajo se suman a las preocupaciones económicas y educativas que exponen las mujeres en China cuando desestiman los planes de tener un segundo hijo, constata hoy una encuesta.

Según el sondeo, del diario China Youth Daily, en opinión de 86, 1 por ciento de los entrevistados para las madres trabajadoras tener y criar más niños puede afectar su desarrollo profesional, mientras 37,8 aseguró que implica no acceder a oportunidades de ascensos.

Más del 60 por ciento citó casos de féminas responsabilizas de descuidar a sus familias por atender el trabajo, mientras 48 por ciento se refirió a quejas sobre algunas con poco rendimiento laboral debido a las obligaciones del hogar.

La pesquisa recogió historias de muchas chinas con ideas de dejar sus carreras para poder atender a tiempo completo a sus bebés.

En ese punto, 67 por ciento coincidió en la necesidad de medidas como permitir a las embarazas trabajar desde casa en los oficios posibles, en tanto 88,7 por ciento abogó por leyes para aliviar la presión sobre las familias con dos hijos, como el pago de un sueldo durante la maternidad y la prohibición del despido arbitrario de mujeres en período de lactancia.

Los resultados de la pesquisa de China Youth Daily coinciden con anteriores investigaciones que revelaron la preocupación entre las féminas de no contar con apoyo suficiente por parte de sus esposos y el posible perjuicio a sus carreras si deciden traer al mundo otro descendiente.

Aparte de estos elementos, las parejas descartan ampliar sus familias también por cuestiones como los altos costos que implican mantenerlo, la necesidad de tener una casa más grande, la poca disponibilidad de guarderías y el encarecimiento de la educación.

El año pasado solo nacieron 15,23 millones de bebés en China, mientras en 2017 el índice fue de 17,2 millones de niños.

Ello acentuó el dilema demográfico del gigante asiático apenas dos años después de abolir la política del hijo único para revertir el fenómeno.

Ante ese panorama, el Gobierno se plantea en este 2019 darle solución a muchos problemas, pondrá en marcha un plan para identificar las zonas que no tienen con guarderías o necesitan renovar algunas, y luego en 2020 se ejecutará la fase constructiva.

Un reciente estudio académico prevé que la población de China alcanzará el pico de mil 442 millones de individuos en 2029 y luego sufrirá un gran declive por la combinación del rápido envejecimiento y la baja natalidad.

Desde 2010 la cantidad de ciudadanos menores de 15 años disminuyó a 90,17 millones, con un promedio de reducción de 2,25 millones cada año.

En contraste, el índice de adultos mayores aumentó aceleradamente hasta llegar a la actualidad a 241 millones de personas con más de 60 años de edad, o sea, el 17,3 por ciento de la población total.

Sociólogos urgen al Gobierno a poner en práctica iniciativas en distintos terrenos que alienten los casamientos y los embarazos para frenar el problema desde ya.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas