Internacionales

Lo que está sucediendo en la Amazonía es un crimen de lesa humanidad, subrayó en Bogotà la reconocida ecologista y pedagoga brasileña Marina Silva, al referirse a los incendios forestales que desde hace 18 días golpean esa zona.

En la historia de Brasil hemos tenido escenarios difíciles, pero es la primera vez que tenemos una situación prácticamente incentivada oficialmente por el Gobierno, expresó al participar en el conversatorio «Avances y retrocesos de la gestión socioambiental en América Latina», que tuvo lugar en la Universidad de los Andes.

Silva enfatizó que el Gobierno (de Jair) Bolsonaro deconstruyó todas las políticas ambientales que fueron construidas a lo largo de décadas.

Asimismo, se refirió a males como la deforestación, los incendios y la extracción ilegal de madera y dijo que los países de América Latina comparten problemas, sobre todos los que comparten el Amazonas.

La también excandidata presidencial habló de los desafíos para construir un modelo sostenible para la región de forma que se pueda llegar a una América Latina económicamente próspera, socialmente justa, culturalmente diversa y políticamente democrática.

Aclaró que la búsqueda de un modelo sostenible es un desafío mundial.

Si decimos que necesitamos cambiar para un modelo actual y sostenible es porque estamos reconociendo que el modelo que tenemos es insustentable desde el punto de vista político, económico, social, ambiental, cultural y ética, remarcó.

En medio de la situación que se vive en el Amazonas, el presidente colombiano, Iván Duque, expresó hoy que dicha tragedia ambiental no tiene fronteras y debe llamar la atención de todos. Desde el Gobierno Nacional ofrecemos a los países hermanos nuestro apoyo para trabajar conjuntamente en un propósito que nos urge: proteger el pulmón del mundo, escribió en su cuenta en Twitter.

A juicio del senador y ex candidato presidencial Gustavo Petro, «no se puede salvar la selva amazónica si Colombia y Brasil no hacen una reforma agraria que entregue áreas de tierras fértiles al campesinado, si la humanidad no deja de consumir carne bovina, si no detenemos la minería en espacios estratégicos del agua y el aire».

Cuando hablamos de cambio climático a muchas personas les parece que hablamos de Marte. Si se quema la selva amazónica, habrá tormentas de arena en los llanos orientales y Bogotá tendrá el peor aire de toda su historia. Morirán miles de niños por enfermedades agudas respiratorias, escribió la víspera en Twitter.

Según el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales de Brasil, del 1 de enero de 2019 al 18 de agosto último se registraron 71 mil 497 focos de incendio en el gigante sudamericano, de los cuales el 52,5 por ciento se situó en la región amazónica.

Por la extensión de los incendios, algunos estados amazónicos declararon situación de emergencia o alerta ambiental pues la humareda puede provocar enfermedades respiratorias y afectar el tráfico aéreo.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas