Internacionales

Los nicaragüenses recordaron la toma del Palacio Nacional en 1978 por un comando del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) para demandar la liberación de guerrilleros detenidos por la dictadura somocista.

Una columna de combatientes de la Guerra de Liberación, estudiantes militantes del FSLN y de la Juventud Sandinista, celebró con una caminata el aniversario 41 de la exitosa acción que demostró al mundo cuán seria era la lucha contra la dinastía Somoza y su Guardia Nacional.

El homenaje, denominado «Patria para todos… Te Amo Nicaragua», fue encabezado por el comandante sandinista Edén Pastora, líder de la acción militar gracias a la que entonces recuperaron la libertad los también comandantes Tomás Borge, Doris Tijerino y René Núñez, entre otros cuadros del Frente.

Llamada Operación Chanchera, la toma del Palacio Nacional es considerada una de las operaciones más importantes de la lucha contra la dictadura, no solo porque cumplió su objetivo, sino porque demostró la organización y cohesión de las fuerzas del FSLN, elevó su moral como fuerza política y demostró las vulnerabilidades de la Guardia Nacional.

Ese 22 de agosto de 1978, cuando el comando sandinista tomó el edificio tomaron como rehenes a los diputados del Congreso Nacional, a quienes canjearon por los compañeros detenidos y torturados en las prisiones de la dictadura.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas