Del Gobierno

Con los motores de la Revolución Educativa reforzados en ejes puntuales para mejorar la calidad del proceso enseñanza-aprendizaje, el presidente Danilo Medina encabezó en Santiago el inicio del año escolar 2019-2020, al tiempo que avanzó en la carrera por la universalización de la tanda extendida, con un concepto inclusivo, al inaugurar el Centro de Educación Especial Eustacia Marte de Fernández.

El jefe del Estado, acompañado del ministro de Educación, Antonio Peña Mirabal, dejó abierto el calendario escolar, este año dedicado a la integración de la familia como ente clave para alcanzar el objetivo de desarrollo en los estudiantes de los centros educativos públicos.

En lo que se constituyó en toda una fiesta escolar con el mandatario a la cabeza, el Minerd ha proyectado este año escolar como único e histórico desde su inicio, con los ejes puntuales reforzados como la Jornada Escolar Extendida, República Digital-Educación, la capacitación docente, currículo por competencias, el programa de edificaciones escolares, y otras trascendentales iniciativas.

El nuevo período escolar iniciado bajo el lema: “Educamos en Familia”, contará con 365 nuevos centros educativos que funcionan en la modalidad de Jornada Escolar Extendida a nivel nacional, con más de 1,800 nuevas aulas, lo que permitirá que alrededor del 75 por ciento de los alumnos estarán incorporados al sistema de 8 horas diarias de clases, de lunes a viernes, con los servicios gratuitos de desayuno, almuerzo y merienda.

Siempre colocando a la familia como eje fundamental para conformar un trío de trabajo conjunto con los docentes y el Minerd, los padres, madres y los tutores participarán durante todo el año, de un calendario de actividades para involucrarlos directamente en el proceso enseñanza-aprendizaje, teniendo a los estudiantes como los protagonistas.

El presidente Medina dio el timbrazo para dejar oficialmente iniciadas las clases, acompañado, además, por la Primera Dama de la República, Cándida Montilla de Medina; José Ramón Peralta, ministro Administrativo; la gobernadora provincial Ana María Domínguez, y el senador Julio César Valentín. Asimismo, Robianny Balcácer, ministra de la Juventud; Danilo Díaz, ministro de Deportes; Alejandrina Germán, ministra de Educación Superior, Ciencia y Tecnología; Ramón –Monchy- Fadul, ministro de Interior y Policía, y Eduardo Selman, ministro de Cultura, entre otros funcionarios civiles y militares, y otras personalidades invitadas.

La invocación religiosa estuvo a cargo de monseñor Valentín Reynoso Hidalgo, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Santiago, seguido de las palabras de Familia Durán Tejada, en representación de las familias, y del estudiante Robert Jesús Disla Marte, en nombre de la comunidad educativa.

Al pronunciar el discurso central del acto, el ministro Peña Mirabal consideró que sin la participación de la familia en la educación es imposible alcanzar grandes resultados escolares, por lo que llamó a los padres a integrarse desde el inicio mismo de las clases.

“Hoy más nunca, es más urgente y necesaria la integración y la corresponsabilidad de la familia en la tarea de formar a las nuevas generaciones. Juntos, escuela, maestros y la familia, podremos conformar un factor determinante para lograr un proceso enseñanza-aprendizaje de calidad”, subrayó.

Asimismo, Peña Mirabal se dirigió a los maestros y a las maestras “en un llamado sincero y de compromiso para que se coloquen por encima de cualquier interés particular o colectivo, y que prevalezca el sagrado derecho que tienen nuestros estudiantes a recibir una educación de calidad y que les permita formar parte de una nueva sociedad”.

Planteó que, al abrir las puertas de los planteles escolares a nivel nacional, “esperamos que crezcan nuestras esperanzas y avancemos hacia una conquista de la carrera por la superación, el bienestar y la esperanza que representan nuestros queridos estudiantes”.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas