Internacionales

El ministro español de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell, desestimó hoy a Rusia como potencia mundial, mientras situó a Estados Unidos y China como las dominantes en el mundo multipolar y a Europa el tercer lado del triángulo.

El probable futuro jefe de la diplomacia de la Unión Europea (UE) fue uno de los oradores en las deliberaciones del 14 Foro Estratégico de Bled.

Añadió que si se quiere un mundo más estable es preciso que exista una tercera potencia mundial y la única que tiene la capacidad, el conocimiento y la fuerza para ello es Europa, según su criterio.

La UE tiene que formar parte del G3, como denominó a esa tríada del poder mundial, de acuerdo con lo conocido de la reunión.

Empero, el nominado para ser el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad dijo que para ocupar ese lugar primero se necesita una Europa unida, que no es el caso en la actualidad.

Opinó que antes que la ampliación es indispensable la cohesión, al recordar que en algún momento se tomó como norma que mientras más miembros tuviera la UE sería más fuerte, pero la vida mostró lo contrario.

El presidente del país anfitrión del foro, Borut Pahor, en sus palabras a los participantes, se proclamó gran partidario del ideal europeo, que debe perdurar para poder todos juntos enfrentar los desafíos con vista al bienestar de todos.

La presidenta de la Asamblea General de la ONU, María Fernanda Espinoza, afirmó que el enfoque multilateral para resolver los problemas mundiales es una forma de supervivencia para la sociedad moderna.

«El multilateralismo es una forma de lucha para sobrevivir compartiendo los costos y los riesgos», remarcó.

En tanto, el primer ministro de Eslovenia, Marjan Sarec, dijo que la ampliación de la UE hacia los Balcanes occidentales será la prioridad de su país cuando ocupe la presidencia de la UE en la segunda mitad de 2021.

Si bien reiteró que el ingresó de esos Estados será la consecuencia del cumplimiento de las condiciones establecidas, opinó que el relato sobre el futuro de la UE no debe dejar en un segundo plano el tema de la ampliación.

Con el título de «Las fuentes de la (in) estabilidad», la reunión aborda la seguridad en la región como punto central, así como el desarrollo sostenible y el avance económico.

Participan numerosos altos líderes de la UE, Balcanes occidentales, Turquía, Estados Unidos y organizaciones internacionales, según informaron los organizadores.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas