Internacionales

El exdirigente del partido izquierdista Podemos Íñigo Errejón anunció hoy su candidatura a las elecciones generales del próximo 10 de noviembre, una decisión que podría dividir al espacio progresista y beneficiar a la derecha española.

En una asamblea celebrada en Madrid, Errejón, uno de los fundadores de Podemos junto al líder de esa formación antiausteridad, Pablo Iglesias, confirmó que concurrirá a los comicios encabezando una nueva plataforma, denominada Más País.

El político de 35 años, hasta 2017 hombre de confianza de Iglesias, será ahora un competidor de éste en la venidera cita con las urnas, aunque se comprometió a que cada voto de su flamante agrupación «estará al servicio de un gobierno progresista».

La nueva candidatura, sin infraestructura política nacional, solo se presentará en aquellas circunscripciones en las que no perjudique las expectativas electorales del «bloque progresista», subrayó Errejón en el acto de lanzamiento de la fuerza emergente.

Durante su discurso lamentó el desacuerdo entre Unidas Podemos (UP) -grupo parlamentario integrado por Izquierda Unida, Podemos y sus confluencias territoriales- y el Partido Socialista (PSOE), que impidió la formación de un Gobierno y provocó la repetición de elecciones.

«Hay repetición electoral por la irresponsabilidad de los líderes políticos tras los comicios del 28 de abril. Si queremos que el resultado sea diferente, hay que votar diferente. No vamos a ser parte del ruido, vamos a ser parte de la solución», aseguró.

La flamante plataforma aspira a ir conjuntamente con otras fuerzas regionales, que deberán elegir entre Más País y UP.

Antes de dar el salto a la política nacional, Errejón, que en enero pasado abandonó Podemos, fundó Más Madrid (MM) para intentar crear un partido menos escorada a la izquierda, capaz de apelar también al electorado de centro.

Nutrida en su mayoría por antiguos integrantes de la agrupación antiausteridad, Más Madrid se presentó a las elecciones regionales de mayo último y cosechó unos buenos resultados.

Dirigentes de MM aseguraron que no intentan restar votos y dividir aún más al competido y complejo espacio de la izquierda, sino buscar a los ciudadanos desencantados con la falta de acuerdo entre el PSOE y UP que desembocó en otra cita con las urnas, las cuartas en cuatro años.

Se ven como un «antídoto contra la abstención», afirmó el lunes la portavoz de la organización, Rita Maestre.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas