Internacionales

Representantes de organizaciones sociales, asambleístas y líderes de la Revolución Ciudadana y pueblo en general se unieron hoy ante la Corte Nacional de Justicia de Ecuador para demandar la inmediata liberación del exvicepresidente Jorge Glas.

La movilización tiene el objetivo de acompañar la diligencia de casación, a favor del ex vice mandatario, que se lleva a cabo durante esta jornada en la instancia, ubicada en el centro-norte capitalino.

Acompañados de carteles con las frases «Libertad para Jorge Glas», «Glas Inocente» y «Jorge Glas preso político», entre otras, y con banderas de Ecuador, los movilizados claman por justicia para el ex vice mandatario, quien lleva casi dos años en la cárcel acusado de supuesta asociación ilícita en los actos de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht.

El tribunal pide seis años de prisión para Glas, en medio de un proceso plagado de irregularidades que han sido difundidas por su equipo legal y una comisión de diputados y asesores jurídicos chilenos que lo visitó en su reclusión y estuvo al tanto del proceso.

Tanto Glas como su defensa insisten en que es inocente del cargo imputado en su contra, lo cual lo corroboran hasta ahora la falta de pruebas para inculparlos, entre otros elementos.

Entre los que acompañan la diligencia, desde las afueras de la Corte está Virgilio Hernández, secretario ejecutivo de la Revolución Ciudadana, quien señaló en declaraciones exclusivas a Prensa Latina que los reunidos se manifiestan en contra de la judicialización de la política.

En el caso de Ecuador ha ido de manera más profunda que en otros países de la región como Brasil y Argentina. Tenemos persecución de parte de fiscales que no han seguido el debido proceso.

A su juicio, esas acciones buscan básicamente desprestigiar a la Revolución Ciudadana y al mismo tiempo refirió que «lo de Jorge Glas no puede ser más ignominioso», al recordar que el venidero 2 de octubre cumplirá dos años preso, sin sentencia ejecutoriada.

Asimismo, advirtió que en estos días salieron a la luz nuevas revelaciones, las cuales demostrarían cómo se fraguaron las pruebas contra Glas, con el objetivo político de arrebatarle la vicepresidencia.

«Lo que estamos viviendo aquí es un montaje político con fachada judicial. Una vendetta política que requiere a Jorge Glas preso», insistió.

Mientras en las afueras de la Corte suman decenas quienes se unen al respaldo a Glas, en el interior de la instalación se analiza el recurso de casación, con el cual la defensa del ex vice dignatario aspira a lograr su liberación.

Hasta la fecha a Glas no se le ha comprobado dinero mal habido o bienes adquiridos como resultado de los actos corruptos de la empresa brasileña, responsable del pago de coimas a cambio de adjudicación de obras en Ecuador.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas