Internacionales

La secretaria general adjunta de la ONU, Amina Mohammed, resaltó hoy la necesidad de una respuesta más ambiciosa ante el cambio climático, que se traduzca en acciones concretas para alcanzar las metas del Acuerdo de París.

Estas medidas también deben estar enfocadas en el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, señaló al intervenir en la reunión de la coalición de Soluciones Basadas en la Naturaleza, de cara a la Cumbre de Acción Climática de mañana.

Invertir en la naturaleza trae múltiples beneficios, recalcó: «nos ayuda a adaptarnos al cambio climático, a ser más resistentes frente a las amenazas, a producir alimentos nutritivos de manera sostenible, a crear empleos verdes y a vivir en ciudades basadas en un modelo de economía circular».

Debemos proteger nuestros océanos y nuestra biodiversidad, y potenciar sistemas alimentarios que no sean impulsores de la deforestación, así como practicar el uso sostenible del agua, agregó.

Esto no es solo un esfuerzo nacional, es un esfuerzo global que requiere alianzas con autoridades subnacionales, empresas, el sector financiero, la sociedad civil y los pueblos indígenas, explicó la alta representante de la ONU.

Muchos estudios demuestran cómo las acciones basadas en la valoración de la naturaleza pueden hacer una contribución vital para mitigar las emisiones nocivas.

En la reunión de la coalición de Soluciones Basadas en la Naturaleza se compartieron más de 150 iniciativas, a las cuales se puede acceder a través del portal del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Mohammed también participó este domingo en el evento de Mitigación para la Cumbre de Acción Climática, en el cual se debatieron los impactos que generan el aumento del nivel del mar, de las sequías y las olas de calor.

Esto amenaza la vida y medios de subsistencia de las personas en todo el mundo, con consecuencias desastrosas para la erradicación de la pobreza, la salud humana, la migración y la desigualdad, advirtió.

Actualmente, recordó, el nivel de dióxido de carbono en la atmósfera es el más alto en la historia de la humanidad, el hielo de los polos se derrite y los incendios forestales se extienden cada vez por más áreas.

De 1998 a 2017, las pérdidas económicas directas por fenómenos naturales se estimaron en varios miles de millones de dólares y los desastres geofísicos y relacionados con el clima cobraron aproximadamente 1,3 millones de vidas, detalló la secretaria general adjunta de ONU.

Pero la inversión en combustibles fósiles continúa siendo mayor que la inversión en acción climática, alertó. «Sabemos cuáles son los problemas y sabemos cómo abordarlos. Lo único que aún nos falta es la voluntad política».

Este domingo, en un paso previo a la Cumbre de Acción Climática de mañana, sesionan en ONU numerosas reuniones de diversos sectores de la sociedad y actores gubernamentales con el fin de trazar propuestas concretas a problemas medioambientales.

Según explicó el enviado especial del secretario general de ONU para la Cumbre de Acción Climática, Luis Alfonso de Alba, durante este fin se semana ocurren las reuniones de coaliciones enfocadas en temas específicos y compuestas por uno, dos o tres países.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas