Internacionales

Margaret Chan, exdirectora general de la Organización Mundial de Salud, sumó su voz a la celebración de diálogos entre autoridades y ciudadanos de Hong Kong para buscar soluciones a la inestabilidad vigente hoy en el territorio chino.

Tras expresar preocupación por la crisis y la continuidad de los disturbios, Chan aseguró que solo las consultas civilizadas con representantes de todos los sectores de la sociedad pueden propiciar una salida y acortar las divisiones existentes.

Insistió a todos los residentes de la región administrativa especial en oponerse a cualquier forma de violencia y las revueltas, así como apoyar las iniciativas que conduzcan a salvaguardar los logros del territorio.

Chan es una de las tantas personalidades que abogan por el retorno a la calma en Hong Kong, sumida desde junio pasado en protestas que derivan en disturbios y actos de vandalismo a la propiedad pública con peligro para la seguridad de otros ciudadanos y la estabilidad socioeconómica.

El Gobierno local sepultó este mes la ley de extradición detonante de la crisis en un esfuerzo por restablecer el orden, allanar el camino a las consultas con todos los sectores de la sociedad y revertir el escenario negativo.

Según reconoció la misma jefa ejecutiva de la región, Carrie Lam, con el descontento salieron a flote muchas problemáticas políticas, económicas y sociales como los altos precios de las viviendas, la distribución de la riqueza y oportunidades al público de opinar sobre las decisiones estatales, entre otras.

Es por ello que la dirigente se comprometió a acudir en persona a las comunidades junto con los demás miembros de su gabinete para entablar el diálogo sincero y transparente con las masas.

Asimismo aprobó nuevos incentivos financieros, pero sobre todo se propone acortar la distancia con la juventud y ciudadanos con distintas posturas políticas, pues lo considera indispensable en la salvación de un sitio referente de la economía mundial.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas