Internacionales

El papa Francisco recibió un baño de pueblo en las calles de Maputo, la capital de Mozambique, adonde llegó para su primera visita apostólica al país, que durará tres días.

Tras ser recibido por el presidente Filipe Nyusi, y seguir el protocolo correspondiente a su alta investidura, el sumo pontífice recorrió en el papamóvil varios puntos de la ciudad para la Nunciatura Apostólica, en la que permanecerá alojado hasta que el viernes siga viaje a Madagascar y luego a Mauricio.

Ante creyentes y curiosos -que se colocaron a ambos lados de las calles para ver pasar la caravana- Francisco saludaba a un lado y al otro.

Ya en la nunciatura fue recibido por jóvenes, con quienes conversó brevemente antes de ir a la capilla para rezar en agradecimiento por el recorrido desde Roma, de más de siete mil kilómetros.

El programa prevé para mañana un encuentro entre Nyusi y el papa en el palacio presidencial. Al final del día tendrá un diálogo interreligioso con jóvenes en el pabellón de Maxaquene, en la parte baja de la urbe.

Antes, conversará con obispos, sacerdotes y otros miembros de la comunidad católica, en la que ofrecerá un discurso. La jornada termina con una visita privada a Casa Mateus 25, que se dedica a obras de caridad.

El viernes, el último día de su estancia, visitará un hospital y luego se dirigirá al Estadio Nacional de Zimpeto, donde son esperadas unas 90 mil personas para una misa fijada a las 10:00 hora local.

Después del mediodía sale hacia Madagascar, donde estará hasta el día 9, para ir a Mauricio.
En un mensaje anterior a su llegada, Francisco apeló a la reconciliación fraterna en Mozambique para que la paz sea duradera.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas