Internacionales

China denunció las restricciones a las que son sometidos sus diplomáticos en Estados Unidos y llamó al gobierno de ese país a dejar de imponer obstáculos a sus funcionarios.

El portavoz del Ministerio chino de Relaciones Exteriores, Geng Shuang, criticó la decisión de Washington de establecer trabas a la libertad de acción de los funcionarios de Beijing bajo el argumento de la reciprocidad.

De acuerdo con Geng las acusaciones estadounidenses no se sostienen e instó a la parte estadounidense a no interferir en el trabajo normal de los miembros del servicio exterior del gigante asiático.

El miércoles pasado, el departamento de Estado norteamericano anunció que, a partir de ahora, los diplomáticos chinos deberán notificar sobre cada reunión oficial con funcionarios de los estados federados o de instituciones locales o con organizaciones del sector de la educación y de la investigación.

Según el vocero de la cancillería de Beijing, China se opone a esta medida y ha realizado severas objeciones a sus contrapartes estadounidenses.

Geng rechazó las afirmaciones del gobierno de Estados Unidos que declaró que había adoptado esta medida en nombre de la «reciprocidad», alegando que en China sus diplomáticos eran víctimas de restricciones de acceso a personas útiles para comprender las cuestiones locales.

Nuestro país siempre ha apoyado y proporcionado la conveniencia necesaria para las actividades laborales normales de los diplomáticos estadounidenses, aseguró Geng y dijo que esa afirmación simplemente no era cierta.

«Instamos a la parte estadounidense a que corrija su error, retire la decisión y brinde apoyo a los funcionarios chinos en su territorio, en lugar de establecer barreras», sentenció el portavoz.

Los nexos entre China y Estados Unidos se han agrietado en el último año, especialmente por la guerra comercial iniciada por el presidente Donald Trump y también por las constantes injerencias de la Casa Blanca en los asuntos internos de Beijing.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas