Hablan los hechos

Por Johnny Arrendel

Concebido como organización política de características únicas en el contexto del continente, y fundado por Juan Bosch, junto a un grupo reducido de militantes y dirigentes perredeístas, el Partido de la Liberación Dominicana ha emergido fortalecido tras situaciones de conflictos que le han afectado, propia de todo conglomerado humano.

De hecho, el PLD se erige como la entidad política más exitosa en la historia de la República Dominicana, si exceptuamos a La Trinitaria, el partido fundado por el Patricio Juan Pablo Duarte, Padre de la Patria.

En el momento de Juan Bosch abandonar el Partido Revolucionario Dominicano, que fundara en 1939 junto a otros compatriotas exiliados en La Habana Cuba, le acompañaron dirigentes que corroboraban su sentencia de que la vieja estructura “había cumplido su misión histórica”.

Aunque desde el momento de la fundación del PLD, el 15 de diciembre de 1973, se estableció que la electoral no sería necesariamente la vía para avanzar en la lucha hacia el poder, los resultados obtenidos en los comicios de 1978, estreno morado en esos menesteres, desataron el desaliento de algunos cuadros y conllevaron la primera crisis preponderante en sus filas.

En efecto, la salida del primer secretario general peledeísta, Antonio Abreu Flores (Tonito), Juan Bosco Guerrero y de otros dirigentes, sacudió la estructura. Poco después, Se estableció, que las contradicciones estallaron luego de que el PLD, con Juan Bosch como candidato, obtuviera poco más de 18 mil votos, equivalentes al 1% de los votos emitidos.

Sin embargo, la salida de Abreu Flores permitió la promoción a secretario general del entonces joven abogado Rafael Alburquerque, a la sazón uno de los políticos de mayor preparación, pues egresa de la Escuela de Formación Política creada en Costa Rica por el expresidente José ‘Pepe’ Figueres, del que Bosch fue profesor y donde estudiara también el legendario compañero Norge Botello

Posteriormente, en 1983, el Comité Político conoció acciones disciplinarias contra Alburquerque tras un incidente en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, lo que le llevó a presentar renuncia ante el Comité Central, seguida otros dirigentes que le respaldaban.

Previamente, en el Congreso Ordinario de 1982, algunos dirigentes y miembros que proponían que el PLD debía llevar un programa socialista a las elecciones de ese año salieron del partido, desde antes del conclave.

Para la clausura del Congreso, las luchas internas llevaron al líder a presentar renuncia y proponer quedarse solo como simple miembro de la organización. Pero la crisis fue sofocada por el respaldo absoluto que le dieron las bases del partido al profesor Juan Bosch.

Es así, Lidio Cadet, un antiguo sacerdote católico, fue escogido como secretario general en 1984, posición en la que se desempeñó de manera eficiente por unos tres lustros.

A todo esto, es oportuno reseñar que en cada proceso electoral a partir de 1978, el PLD lograba multiplicar geométricamente su votación. Para 1982 la multiplico por 1º al obtener 184 mil votos; en 1986, más que la duplico al conseguir 478 mil sufragios y en el 1990 es el partido más votado del sistema, con unos 633 mil electores que marcaron su boleta presidencial y obtuvo mayoría de legisladores y los principales municipios.

Sin embargo, debido a un fraude, Bosch no pudo alcanzar la presidencia de la República por segunda vez.

Bajo esas condiciones, se produjo una crisis de gran magnitud, que implicó la salida de numerosos dirigentes, sobretodo del área sindical y otros que provenían de organizaciones de izquierda que se habían fusionado con el PLD y también de la Seccional en los Estados Unidos.

Tras esa convulsión, y con un Juan Bosch afectado en su salud, por lo que tuvo que hacer una campaña muy limitada, el PLD acude a los comicios de 1994, donde por primera vez retrocede, obtiene apenas un 13 por ciento de la votación y queda en un incómodo tercer lugar.

No obstante el PLD logra reponerse, apenas dos años después, emerge como el partido ganador para las elecciones adelantadas de 1996, con una historia conocida de contundentes triunfos electorales y u Congreso Ordinario que abrio el Partido para transfórmalo de uno de cuadro a una organización abierta o de masa.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas