Políticas

Con el reto de la unidad regional en pie y serios cuestionamientos sobre su papel, el Parlamento Centroamericano (Parlacen) abrió hoy sus puertas a la directiva encabezada por el guatemalteco Alfonso Fuentes Soria.

A la toma de posesión de las autoridades electas el pasado viernes asistieron el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, y el vicepresidente, Jafeth Cabrera, así como el jefe de Estado electo, Alejandro Giammattei, y el vicepresidente salvadoreño, Félix Ulloa, en representación del país al frente del Sistema de Integración Centroamericana (Sica).

En su discurso, Morales reiteró el apoyo de Guatemala al Parlacen y los esfuerzos de sus naciones en aras de lograr una región fuerte y unida.

Morales puso de ejemplo el proceso de unión aduanera con Honduras, que ha contribuido a incrementar y mejorar el comercio regional y el turismo.

Por su parte, Ulloa convocó a una reforma del Protocolo Constitutivo del órgano centroamericano, a tono con las críticas sobre su poca efectividad.

«Estamos en mora, hay un déficit y ahora es un momento oportuno», estimó el vicemandatario salvadoreño, quien reconoció que solo es cuestión de voluntad.

La propuesta recibió el apoyo total del futuro presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei, solo que en un tono más encendido y perentorio.

«Es tiempo de unirnos en una sola voz: o lo reformamos o lo cerramos; el Parlacen tiene que cambiar para bien de los pueblos centroamericanos», llamó Giammattei.

«Este debe ser el órgano más importante del Sistema de Integración Centroamericana… un órgano funcional y no un elefante blanco… un Parlamento que nos una, aseveró, al considerar la tarea como histórica.

La entidad regional cobró vigencia un 28 de octubre de 1991, cuando su primera Asamblea Plenaria, compuesta de 65 diputados en representación de 13 partidos políticos, se instaló oficialmente en la ciudad de Guatemala.

Hoy la conforman Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana y, según analistas, con el tiempo quedó atrás el objetivo supremo de la integración para convertirse en un espacio cercano al compadrazgo, el clientelismo y el favoritismo.

Una muestra del poco interés de la ciudadanía en el Parlacen ocurre en cada elección, pues recibe la mayor cantidad de votos nulos o en blanco, y las de agosto último aquí no fueron la excepción.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas