Internacionales

Los ministros de Salud de las Américas respaldaron hoy un conjunto de medidas para garantizar el acceso equitativo a servicios de salud oportunos, eficientes, seguros y de calidad que satisfagan las necesidades de las personas.

Las acciones aprobadas son una respuesta a la realidad que vive la región en materia de salud, caracterizada por una gran segmentación y fragmentación que obstaculiza los resultados y da lugar a un uso ineficiente de los recursos disponibles.

«Aunque los países han logrado avances para mejorar la calidad de atención, la mortalidad atribuible a esta situación sigue siendo elevada», afirmó la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa F. Etienne.

Apuntó que esta estrategia representa un cambio de paradigma sobre cómo deben abordar los países la atención de salud y un avance hacia una atención centrada en las personas y sus comunidades.

Se trata de mejorar la atención en la prestación de servicios de salud 2020-2025, aprobada por el 57 Consejo Directivo de la OPS, donde se reconoció que si bien algunas estrategias y resoluciones anteriores centraron en la atención de calidad como elemento esencial de la salud universal, es preciso adoptar un nuevo enfoque para superar los obstáculos persistentes.

En esa cita estaba prevista la participación de una delegación de Cuba, encabezada por el ministro del sector, José Ángel Portal, a la cual el gobierno de Estados Unidos le negó la visa de entrada al país -violando sus obligaciones como país anfitrión de esa organización internacional- y por tanto privó de asistir al encuentro más importante de las autoridades de salud de la región.

En el 2007, los Estados miembros de la OPS adoptaron una política y estrategia regionales para garantizar de la calidad de los servicios sanitarios, a pesar de las cuales las encuestas poblacionales de algunos países indican que el 30 por ciento de las personas todavía carecen de acceso a la atención preventiva y al tratamiento.

También plantean que de aquellas que sí la reciben, únicamente 39 por ciento califica como buena la calidad de la atención.

Los datos indican, además, que en algunos países hasta un 40 por ciento de las hospitalizaciones podrían evitarse, por estar relacionadas con problemas de salud que podrían solucionarse en consultorios ambulatorios, lo que advierte sobre las lagunas en la calidad y la eficacia del primer nivel de atención.

A ello se suma que el financiamiento público promedio destinado a la salud representa el 4,2 por ciento del producto interno bruto (PIB) de la región, por debajo del seis por ciento propuesto para mejorar la equidad y eficiencia, hecho que repercute directa e indirectamente en la calidad de los servicios prestados.

Las medidas aprobadas en el 57 Consejo Directivo de la OPS estará dirigido a implementar procesos permanentes para mejorar la calidad de la atención a las personas, las familias y las comunidades con servicios integrales de salud.

Asimismo fortalecerá la rectoría y gobernanza de los sistemas de salud para desarrollar una cultura de calidad, y establecerá estrategias de financiamiento que promuevan la excelencia de la atención médica.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas