Internacionales

El Gobierno del presidente norteamericano, Donald Trump, demandó hoy a California y algunas entidades de ese estado por firmar, de manera ilícita según su criterio, un acuerdo con la provincia canadiense de Quebec.

Tal convenio, desde 2013, contiene diversas regulaciones para la emisión de carbono a la atmósfera.

California se desvió fuera del sendero constitucional adecuado para realizar un acuerdo internacional de emisiones; el poder de celebrar esas iniciativas está reservado al Gobierno federal, precisó en un comunicado Jeffrey Bossert Clark, fiscal general adjunto para la División de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

La acción legal está dirigida contra el programa establecido por dicho territorio de Estados Unidos que requiere que las compañías compren permisos para liberar el carbono.

El número de autorizaciones al respecto se restringe cada año, y así las empresas deben innovar para contaminar menos o pagar más por los permisos restantes.

Reportes de prensa señalaron que el programa ha sido un componente clave del liderazgo de California en la lucha contra el calentamiento global y las emisiones de gases de efecto invernadero.

Según la querella, el acuerdo con Quebec interfiere con la ejecución adecuada de las responsabilidades federales en materia de regulaciones.

Tras conocer la demanda, el gobernador de California, el demócrata Gavin Newsom, aseguró en un comunicado que la Casa Blanca continúa una vez más su venganza política contra este estado.

Durante años, California ha participado con orgullo en una serie de asociaciones ambientales que abordan los efectos devastadores del cambio climático en la salud y la economía, expuso Newsom.

Aseguró también que el Gobierno de Trump tiene la cabeza bajo tierra cuando se trata de ese problema.

La administración del mandatario republicano ha recibido innumerables críticas por no reconocer la urgencia de enfrentar el cambio climático ni el consenso científico de que el fenómeno es causado por la acción humana.

Menos de cinco meses después de su llegada a la Casa Blanca el 20 de enero de 2017, Trump decidió retirar a Estados Unidos del Acuerdo de París sobre cambio climático, alcanzado a finales de 2015.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas