Portada Principal

Danilo dice de su padre que fue íntegro, trabajador, humano

Sepultan a Don Juan Pablo Medina en Cementerio Cristo Redentor en el Distrito Nacional. Representación del CP y el CC del PLD  dice presente  

Juan Pablo Medina, padre del presidente, Danilo Medina, fue sepultado este lunes en el cementerio Cristo Redentor de Santo Domingo en un funeral al que asistieron numerosos dirigentes del Partido de la Liberación Dominicana y otros partidos politicos, empresarios y personalidades.

En el funeral, el presidente Medina describió a su padre, fallecido este domingo a los 101 años de edad, como un hombre íntegro, trabajador, humano y de profunda fe cristiana.

Minutos después de las once de la mañana llegó el cortejo fúnebre al camposanto, procedente de la funeraria Bladino en donde se oficio una misa de cuerpo presente a cargo del arzobispo  Monseñor Francisco Ozoria y  el obispo Benito Ángeles.

El reverendo Ezequiel Molina dedicó una oración en el acto del sepelio resaltando el vinculo del fallecido con la iglesia cristiana

Danilo Medina pronunció unas palabras a nombre sus hermanos y hermanas, los nietos del fallecido y sus familiares  indicando que su padre le inculcó a sus hijos «el valor del trabajo y respeto a los demás» y recalcó que su progenitor fue la inspiración para las visitas sorpresas que realiza cada domingo.

«Las visitas sorpresas se deben a lo que aprendí con mi papá», dijo Medina en un breve discurso ante las decenas de asistentes al funeral, entre ellos varios ministros y dirigentes del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Yo desde aquí le digo que se vaya en paz. Que su siembra le ha dado los frutos que él esperaba. Mi familia es una familia honesta», dijo el mandatario en el entierro de padre, dejando como reto a sus hermanas y hermanas quien asumirá el reto de mantener unidad la familia. Se comprometió a no desmayar en ese empeño

«Yo quiero decirle a mi familia que en medio de dolor hay que sentir orgullo por papá», también dijo el Jefe del Estado en el funeral.

Dijo que su padre, Juan Pablo Medina, estuvo por 38 días interno en un centro médico privado tratando de sobreponerse «a esa enfermedad pero no pudo más».

«Mi papá fue un guerrero. Luchó contra la muerte, pero nadie puede ganarle a la muerte», dijo el mandatario ante los presentes, en el Cementerio Cristo Redentor, esta mañana.

El presidente de la República agradeció, además, las demostraciones de solidaridad brindadas a él y su familia, en estos difíciles momentos, por ciudadanos de todos los sectores de la vida nacional: líderes políticos de todos los partidos, funcionarios del Gobierno, civiles y militares, así como a los hombres y mujeres del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

De igual manera, expresó su agradecimiento a los representantes de las iglesias católica y evangélica que hicieron acto de presencia.

Noticias Relacionadas