Economía

Criticas a reforma fiscal ante una menor inversión en empresas

La reforma fiscal promovida por el presidente estadounidense, Donald Trump, es blanco de críticas renovadas en medio de una contracción de la inversión empresarial, que se redujo en los últimos dos trimestres del año.

En un artículo divulgado este domingo, la publicación The Hill recordó que se suponía que la legislación aprobada por los republicanos a finales de 2017, la cual incluyó una serie importante de recortes de impuestos, beneficiaría a la economía.

Sin embargo, advirtió el medio, la falta de un gran impacto lleva a los críticos a retomar sus ataques contra la reforma que fue considerada el mayor éxito legislativo del jefe de la Casa Blanca.

En su momento los republicanos dijeron que la ley tributaria ayudaría a la economía a través de varias vías, incluso mediante el aumento de la inversión empresarial, pero ese indicador se redujo un uno por ciento en el segundo trimestre del año, y un tres por ciento en el tercero.

A decir de The Hill, los miembros de la fuerza roja que apoyaron la reforma quieren culpar de esos números a la guerra comercial desatada por Trump contra China, pero los críticos del recorte de impuestos consideran que esa caída en la inversión refleja un error de juicio más amplio sobre cómo se estructura la ley fiscal.

El principal demócrata del Comité de Finanzas del Senado, Ron Wyden, declaró a la publicación que Trump y los republicanos justificaron su obsequio masivo a las corporaciones multinacionales ricas al afirmar que aumentaría la inversión y que los beneficios llegarían a los trabajadores.
«Dos años después, ninguna de sus promesas se ha cumplido. La inversión es plana y los trabajadores no han visto los aumentos salariales que les fueron prometieron», manifestó.

Los partidarios de los recortes fiscales argumentaron que reducir la tasa de gravámenes corporativos y reestructurar el código tributario incentivaría a las empresas a invertir su dinero en la economía estadounidense, y que la reducción de los impuestos sobre la renta también dejaría a los norteamericanos con más dinero para gastar.
Pero, según expertos, ese tipo de estímulo desapareció pronto, lo que ayuda a explicar la caída de la tasa de crecimiento económico desde el año pasado.

Un estudio del Centro para el Progreso Americano (CAP), una institución de tendencia liberal, indicó que si bien hubo un pequeño impulso en la inversión empresarial justo después de que pasaron los recortes de impuestos, ese empuje fue menor o insignificante cuando se promedió durante varios trimestres.

Además, los demócratas han criticado a sus rivales políticos porque muchas empresas realmente utilizaron sus ganancias provenientes del recorte de impuestos en una masiva recompra de acciones, una actividad que no se considera inversión empresarial ni contribuye a estimular la economía.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas