Políticas

Expresidente español elogia acuerdo entre socialistas e izquierda

El expresidente del Ejecutivo español José Luis Rodríguez Zapatero ensalzó el preacuerdo sellado entre el Partido Socialista (PSOE) y la izquierdista Unidas Podemos (UP) para formar el primer Gobierno de coalición en este país europeo.
«El acuerdo con el que nos han sorprendido esta semana me ha parecido muy bien. Yo deseaba que se produjera», afirmó el otrora secretario general del PSOE en una entrevista concedida a la Cadena Ser.
Los líderes de la centenaria agrupación socialdemócrata, Pedro Sánchez, y de UP, Pablo Iglesias, rubricaron el martes último un principio de acuerdo para constituir la primera administración conjunta en poco más de cuatro décadas.
Una fórmula frecuente en numerosos países del llamado viejo continente, pero que desde la restauración de la democracia nunca se ensayó por la alternancia en el poder del PSOE y el derechista Partido Popular, lo que se conoce como el bipartidismo español.
El pacto fue alcanzado apenas 48 horas después de las elecciones generales del pasado domingo -una repetición de las celebradas el 28 de abril-, que fueron ganadas nuevamente por los socialistas, pero sin la mayoría requerida para gobernar en solitario.
Interrogado sobre la crisis territorial en Cataluña, cuyas autoridades protagonizaron en 2017 un fallido intento de secesión, Zapatero apostó por el diálogo para zanjar el enquistado conflicto en la rica comunidad autónoma (región) del noreste de esta nación ibérica.
No hay una alternativa para la crisis en Cataluña que no sea un diálogo abierto y sincero, defendió el político socialdemócrata, quien gobernó España entre 2004 y 2011.
«Los independentistas hicieron un viaje a ninguna parte que no tiene retorno, pero la democracia española hace que tengamos que tender el brazo para que vuelvan de ese viaje», enfatizó.
En sus declaraciones a la radioemisora madrileña, criticó a los partidos que rechazan la vía de negociación para resolver el diferendo separatista, en obvia referencia a las formaciones de derecha y el ultraderechista Vox.
«Me produce perplejidad, casi alergia, oír determinados discursos actuales que condenan el diálogo, que lo excluyen y que incluso lo consideran un vicio», manifestó.
Noticias Relacionadas