Seguridad Vial

(Tomado de la Guía Metodológica para elaborar planes locales de seguridad vial  del INTRANT)   

De acuerdo con el Informe sobre la Situación Mundial de la Seguridad Vial, elaborado

por la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo se registraron 1.25 millones de muertes al año a causa del tránsito, cifra que se ha mantenido estable desde 2007(OMS 2015). A su vez, se ha estimado 50 millones de heridos por este fenómeno.

Los costos económicos globales asociados a los siniestros de tránsito alcanzan anualmente los US$1,850 millones.

La OMS ha sido enfática en apuntar que, de persistir las tendencias actuales, el número de personas muertas, heridas y discapacitadas aumentará en un 60% hacia el año 2020, con lo que los traumatismos a causa del tránsito se habrán convertido en el tercer factor principal de la carga mundial de morbilidad y lesiones, carga que será más onerosa para los países de ingresos bajos y medios (OMS 2015).

Como respuesta a esta problemática, la OMS declaró el Decenio de Acción para la

Seguridad Vial 2011-2020 y elaboró el Plan Mundial para el Decenio de Acción para la

Seguridad Vial 2011-2020, fundamentado en los siguientes cinco pilares que facilitan un abordaje integral dirigido a disminuir muertes y lesiones a causa del tránsito.

 Estos pilares sirvieron de base para la elaboración del Plan Regional para el Decenio de Acción para la de Seguridad Vial 2011 -2020 de la OPS/OMS y el Plan Mesoamericano de Seguridad Vial.

1 -Gestión de la Seguridad Vial

2- Vías de tránsito y movilidad más seguras

3- Vehículos más seguros

4- Usuarios de vías de tránsito más seguros

5- Respuesta tras los accidentes

Cabe destacar dos importantes iniciativas internacionales que el país ha refrendado en el tema de seguridad vial: 1) Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la cual hace mención directa y explícita en los ODS 3 y 11 y en sus respectivas metas 3.6 y 11.2, a la necesidad de mejorar la seguridad vial y los sistemas de transporte sostenible y 2) Declaración de Brasilia sobre la Seguridad Vial.

República Dominicana no ha estado ajena a la problemática mundial del tránsito.

El Informe sobre la Situación Mundial de la Seguridad Vial del 2013 de la OMS indicó que la tasa de mortalidad en este país en 2010 fue de 41.7 por cada 100,000 habitantes. Mientras en el informe correspondiente a 2015, la tasa de 2013 fue 29.3 muertes por cada 100,000 habitantes.

El Gobierno Dominicano, en septiembre del 2016, crea la Comisión Presidencial para la Seguridad Vial, entendiendo la magnitud del desafío, y asume un papel activo en la mejora de la seguridad vial en la República Dominicana, mediante el diseño y la implementación de políticas públicas para lograr una reducción significativa de las muertes y lesiones ocasionadas por el tránsito, entre las que se destacan: a) la aprobación del Plan Estratégico Nacional para la Seguridad Vial 2017-2020 (PENSV); y, b) la promulgación de la ley 63-17 de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial.

A pesar de la mejoría reflejada, las condiciones actuales colocan a la población dominicana en los primeros lugares en términos de pérdidas de vidas y lesiones provocadas por el tránsito.

 Esta situación se asocia a factores económicos, demográficos y a la proporción de usuarios vulnerables de las vías, así como a componentes o comportamientos humanos, como son exceso de velocidad, ingesta de alcohol o drogas, mal estado de vehículos, distracción al conducir, falta de uso del cinturón de seguridad, de casco protector y otros dispositivos de protección de adultos y niños.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas