Opinión

Daniel Guerrero

¿Sería correcto reducir los factores causales para la determinación de los precios del petróleo a la simple relación oferta-oferta que suele se establecerse entre productores y exportadores del crudo?

Así, debe recordarse los pronósticos del Banco Mundial para el entrante 2020 cuando proyecta un mayor enlentecimiento de la economía global, acompañado de un incremento de la oferta petrolera por parte de algunos productores independientes.

Se reconoce que el futuro de las cotizaciones de los productos básicos de exportación -incluyendo el petróleo- podría  ser impactado por fenómenos tanto políticos como medioambientales, según lo expuesto en párrafos anteriores.

De mod que la incidencia de factores geopolíticos sobre la relación oferta-demanda no puede ignorarse. Cuestiones como guerras y crisis políticas unido al surgimiento de adversidades climatológicas son realidades que influyen sobre la fijación de los precios del crudo.

A mediados de septiembre pasado importantes infraestructuras energéticas de Arabia Saudita (uno de los principales productores y exportadores petroleros del mundo)  fueron impactadas por ataques explosivos desde drones los precios del crudo se movieron al alza gravitando sobre el desempeño de las bolsas de valores localizadas en los principales centros financieros internacionales.

Algunos representantes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo        (OPEP) acaban de expresar su disposición de impulsar recortes en la producción actual de crudo por un millón de barriles diarios. Téngase presente que en los actuales momentos  el valor del crudo tipo West Texas Intermediate (WIT) se encuentra por debajo de los 60 dólares el barril aunque podría ocurrir que nuevos acontecimientos geopolíticos o variación no contemplada de la relación oferta-demanda incrementen los precios del crudo para el cierre de año.

El exceso de oferta y los bajos precios del barril han dado lugar a la acumulación de stocks, sobre todo en países importadores, factor que puede contribuir a atenuar las elevaciones bruscas del precio del barril

La incidencia de factores geopolíticos sobre la relación oferta-demanda no puede ignorarse. Lo expresamos una vez más: cuestiones como guerras y crisis políticas unido al surgimiento de adversidades climatológicas son realidades que impactan sobre la fijación de los precios del crudo.

Siendo el petróleo la mayor fuente de energía a escala planetaria, el comercio de esa cotizada materia prima resulta ser el negocio de mayor volumen que se ha desarrollado en toda la historia de la humanidad, tanto por la cantidad negociada como por su valor económico.

Téngase en cuenta que el comercio petrolero alcanza el 30 por ciento del transporte marítimo mundial, alcanzando el 90 por ciento del transporte global de mercancías.

Otras materias primas forman parte del intenso tráfico marítimo internacional, entre las cuales  destacan el mineral de hierro y los granos , destacándose entre éstos el trigo, maíz y café.

De todo lo expuesto anteriormente se desprende lo siguiente: Los precios del petróleo están marcados por la búsqueda del equilibrio de la relación oferta-demanda, pero también por una verdadera ensalada de factores económicos, geopolíticos y medioambientales que no debe ser ignorada.

 

Noticias Relacionadas