Internacionales

Las malas condiciones laborales en las que se desempeñan miles de trabajadores de saneamiento en países en desarrollo con peligro para sus vidas, fueron denunciadas hoy por la Organización Mundial de la Salud (OMS)
Un informe de esa institución revela que en muchas ocasiones las personas dedicadas a esa actividad lo hacen en situaciones que dañan su salud y violan su dignidad y sus derechos humanos, a pesar de que prestan un servicio esencial para proteger la vida.

Los trabajadores de saneamiento se dedican a la limpieza de inodoros, el vaciado de pozos negros y fosas sépticas, la limpieza de desagües y alcantarillas y el manejo de estaciones de bombeo y plantas de tratamiento.

A menudo son los miembros de la sociedad más marginados, pobres y discriminados y realizan su labor sin equipo, sin protección y sin derechos legales, enfatiza el documento.

Datos de la OMS muestran que el saneamiento deficiente causa hasta 432 mil muertes por diarrea al año y está relacionado con la transmisión de otras enfermedades como el cólera, la disentería, la fiebre tifoidea, la hepatitis A y la poliomielitis.

Para la doctora María Neira, directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la OMS, es urgente mejorar y reforzar las condiciones laborales de estas personas, de manera que se puedan cumplir las metas mundiales relativas al agua y el saneamiento.

Este estudio sobre la difícil situación de los trabajadores de saneamiento en el mundo en desarrollo fue elaborado por la Organización Internacional del Trabajo, WaterAid (organización internacional no gubernamental, enfocada en agua, saneamiento e higiene), el Banco Mundial y la OMS para concienciar sobre esta realidad e impulsar el cambio.

Entre las pésimas condiciones a que son sometidos estos trabajadores está la informalidad, ausencia de derechos y seguridad social, pago irregular o inexistente, y lo más importante, falta de protección al retirar los desechos sin equipos adecuados lo que los expone a una larga lista de peligros para la salud y enfermedades.

A tales efectos la OMS insta a que el resguardo y seguridad de esos empleados se incluyan en las políticas nacionales de saneamiento, y en la evaluación y la gestión de riesgos a nivel local.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas