Seguridad Vial

Por Marìa Hernandez

La seguridad vial toma matices diferentes de acuerdo al país de que se trate. En la República Dominicana las autoridades implementan nuevas políticas públicas para mejorar el tránsito de peatones con puentes peatonales en algunos cruces de grandes avenidas, sin los cuales sería imposible trasladarse de un lado a otro de la vía, al no ser por estas estructuras, metálicas o de cemento y raras veces con terminaciones en madera.

En algunas vías de mucho tránsito, se colocan agentes de la ahora llamada Dirección de Tránsito Terrestre (DIGESETT.), con la finalidad de ayudar al transeúnte a cruzar las rápidas vías.

Algunas avenidas cuentan con semáforos que dan paso a los caminantes para que sepan en qué momento deben o no cruzar en las muy congestionadas vías de acceso.

Han sido muchos los esfuerzos por intentar proteger a los peatones como es la colocación de vallas metálicas para que realicen los cruces solamente por donde les indiquen las señales de tránsito, aunque no han logrado grandes resultados.

Sin embargo, en países como Suecia, Dinamarca, Alemania y España los peatones cuentan con una máquina especial donde colocan sus manos para indicar que desean pasar al otro lado de la calle.

Es un mecanismo respetado por los conductores que se detienen cuando la luz verde se enciende y da paso al caminante, como si fuera otro semáforo, para peatones

Cuando los vehículos están en marcha nadie intenta cruzar rápidamente, como, a menudo sucede en Republica Dominicana. Tampoco se atreven a colocar cruces improvisados en las vías, como ocurre con algunos tramos de nuestras autopistas.

Mientras las personas que tienen algún problema de movilidad física y que se trasladan en sillas de ruedas, poseen sus espacios delimitados para transitar de modo tal, que pueden viajar hasta solos, porque en el caso de los autobuses están preparados para recogerlos aún a orillas de avenidas y carreteras.

En las naciones antes mencionadas, sobre todo en ciudades como Malmo, en Suecia; Copenhague, en Dinamarca, Berlín, en Alemania y Madrid de España ponen especial atención en la implementación de algunas medidas para mejorar el ecosistema con aparatos vehiculares de tracción muscular que no ofrecen daños a la salud de las personas y del medioambiente, como son las bicicletas.

Los conductores de estos vehículos de dos ruedas, cuentan con un carril exclusivo para transitar que no puede ser utilizado por otro automóvil, camión o autobús pesado o de 4 ruedas. Estas innovadoras soluciones viales pudieran ser tomadas como modelos a seguir por las autoridades del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (INTRANT) en beneficio de las personas que se mueven continuamente por estos ágiles y seguros medios de locomoción.

Estos carriles destinados solamente a bicicletas en los países ya citados de Europa son cuidados y asfaltados puntualmente por las personas responsables de vigilar esas la infraestructuras vial con tramos preparados, de manera especial, para estos tipos de conductores.

Recientemente, el INTRANT convocó a ciclistas para que completaran una encuesta por medio de la cual pretenden elaborar el Plan de Bici del Gran Santo Domingo; con esta iniciativa la institución busca definir todas las políticas de gestión de las demandas de transporte, que logren incentivar y priorizar la utilización del uso de modos que no sean motorizados y además sostenibles que vayan en armonía con el medio ambiente, como lo es la bicicleta y la frecuencia con que es utilizada en los hogares del Gran Santo Domingo.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas